Miguel Orellana

hace 7 meses · 11 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

La espera o la búsqueda de ese algo en nuestras vidas, según “El Método Orellana” (Volumen IV). El Inicio.

La espera o la búsqueda de ese algo en nuestras vidas, según “El Método Orellana” (Volumen IV). El Inicio.

Hola hermano espiritual, espero que estés bien, me gustaría que le des click a este link https://youtu.be/ZaHmSUl38s0  o le des play al video que te aparece en pantalla, el cual te llevara a un estado de armonía, por favor coloca el volumen adecuado que te permita hacer la lectura concentrada y tranquila, veras como todo fluye a través de todo tú ser universal, gracias!


Bienvenido:


¿Qué tanto queremos vivir?, ¿qué tanto queremos existir?, ¿qué tanto queremos estar?, y ¿qué tanto seguiremos dudando?, son muchas las preguntas por las cuales nosotros los seres humanos vamos haciendo durante todo el tiempo de nuestras vidas, sabremos entonces “qué es vivir, qué es existir”, qué es querer sentirnos parte de una de las razas más complicada que por ahora el mundo ha podido conocer, la idea no es solamente llegar y desarrollarnos como humanos, estudiar, trabajar, cumplir sueños materiales, y sentirnos satisfecho por las cosas que hemos estado haciendo, ¿pero realmente esas cosas nos hacen feliz?, ¿nos hacen capaz de elevarnos a otro tipo de plano de la existencia misma de la realidad que nuestra consciencia puede percibir y recibir como algo que se palpa y se mide?, será posible que el humano no conoce los secretos más antiguos guardados por los seres vivos de antepasados de esta raza sobre la glándula pineal, si lo supieran y la desarrollaran de alguna forma el mundo pudiera ser un total caos entre la belleza extraordinaria o el fin del todo que conocemos por ahora.

Solemos decir que las cosas siempre estarán bien, la razón es que muchos tratamos de conseguir la forma de hacer de nuestras vidas y la de otros positivas que puedan cambiar algo negativo en algo genial, espectacular, grandioso, fenomenal, pero sinceramente cuando hablamos de energías positivas es porque en el fondo nos la decimos a nosotros mismos, a veces cuando se expresa una emoción o un sentimiento hacia los demás, es porque lo hacemos reciproco al unísono con todo nuestro ser universal, con ese espíritu que está ahí día a día aguantando duros golpes tratando siempre de proteger el alma que está apegada a nuestra maquina natural, si bien sabemos que la naturaleza del humano es crecer naturalmente y biológicamente para luego quizás reproducirse y así seguir poblando el mundo, pues en su camino se va olvidando de crecer y superarse a sí mismo no solo en las cosas superficiales, es querer estar dispuesto a aceptar todo lo bueno y lo malo para ir aprendiendo como vencer los obstáculos que se nos presente durante cada instante o cada periodo de tiempo, será posible que nosotros podamos entonces obligarnos a buscar la forma lineal de establecernos en algo más de la realidad en la cual nuestro cuerpo vive temporalmente hasta que llegue la hora de regresar atendiendo al llamado de nuestro gran creador, la cosa es que somos tan enrollados a veces o repetidamente que existirán varias formas de sobrellevar nuestra conducta con nosotros y con aquellas personas y otros seres vivos que estén en el círculo dorado que vamos creando sin saber o sabiendo que eso es así, dependerá de ti si de vez en cuando abrir las puertas para que lo nuevo pueda llegar o simplemente quedarte atrapado en algo que quizás ya esté acabado o eliminado, o peor aún, censurado por lo que quiera distorsionar la vida que vas llevando.

A medida que vamos experimentando todo lo que podamos hacer si en dado caso siempre estamos presto a conocer lo que aún no hemos podido recibir en nuestra consciencia y en nuestro ser espiritual, es que nuestro cerebro y el corazón van formando nuevos conceptos hacia la razón de llevarnos hasta el límite si es que existe para ver hasta donde podremos aguantar y a partir de cuándo vamos a empezar a ponerlo en práctica para el uso adecuado que nos dará las herramientas y armas necesarias para así capacitarnos, acoplarnos, moldearnos y luego empezar a modificarlo y cambiarlo para mejor ya que lo que se quiere es lograr que todo siempre este en constante y aceptable evolución, nunca regresar al pasado de manera negativa, si lo hacemos es porque queremos recordar buenos y excelentes momentos que nos ayudan a motivarnos y a inspirarnos para cualquier cosa que queramos hacer durante la vida. Sabemos que las historias están basadas en muchas situaciones y circunstancia reales, míticas, dimensionales, alucinadas y universales, cada una contiene un patrón que se forma como un estereotipo en nuestro cerebro y este lo riega como energía hacia ese todo que complementa el cuerpo material, cabe preguntarnos si realmente vale la pena querer que muchas cosas del pasado vuelva al presente, si hablamos de evolución cómo entonces queremos que vuelva lo que en su momento fue, es irónico comprender y aceptar lo mal y lo bien que ha podido la humanidad crecer y superarse en muchas conductas y forma de hacer las cosas, pero lamentablemente los entes malignos siempre estarán presente por más que no queramos, y estos harán que dicho desarrollo de la humanidad se frene o se estructure de otra manera según lo que ellos quieran para la sociedad humana que vive entre personas que a veces se dejan dominar y doblegar por otros, pero siempre habrán otras que lucharan contra estos entes malévolos para radicar y quemar por completo los males que no permite una buena y excelente evolución real bajo el concepto del amor como un todo universal, y es por eso que en muchas oportunidades nuestra consciencia nos lleva al pasado sobre esas cosas buenas de la que vivimos y que quisiéramos que volviera al presente, no tanto en lo personal, sino cómo la humanidad se comportaba aunque sea un poco distinto a lo que hoy en día se comporta y se deja pisotear.

La humanidad ha dejado últimamente de cuestionarse todo lo que ve, pero sería justo hacerlo también a cada rato, esto no nos quitaría parte del tiempo de lo que es vivir solo el ahora y estar justamente en ese aquí del instante vivencial, o la idea es solamente cuestionar todo lo que vemos y todo lo que toquemos y vivamos a cada rato con respecto a las diferencias que hay por las contrariedades que la agregamos a la vida tan complicada que nosotros mismos hemos creado, es necesario saber cuándo hacerlo y cuando aplicarlo con las cosas que siempre podamos experimentar durante el trayecto que estemos en este plano del planeta tierra, la cuestión no es solamente vivir en dudas, lo primordial es saber cuándo aclarar estos cuestionamientos para ir tachando de la lista que hemos hecho en lo personal sobre muchos temas que no habían sido aclarados y comprendidos por la consciencia unipersonal, nos las pasamos solo viendo la vida de los demás y nos olvidamos cómo es vivir con nosotros mismos en diferentes dimensiones realistas que proviene de esa glándula pineal de la que te hable hace rato y de la que pronto formara parte de mis escrituras, puesto que este órgano es uno o diría yo que el más importante después del corazón, incluso, hasta del alma, ¡¿es eso posible?!, todo va a la especulación de lo que se quiera averiguar y contradecir en ese mundo de las dudas que vivimos a cada rato, muchos estamos aferrados solamente a lo que ya paso, otros se quedan en el aquí y el ahora sin importarles lo que ya vivió, y otros viven alucinadamente en un futuro que todavía en la realidad que tu sientes no ha llegado, pero para esa persona al parecer si lo está viviendo, ¡¿cómo es eso posible?!, sería entonces una persona que perdió su camino, su mente habrá bloqueado, estará sujeto a la aprensión de un lugar de cuidado intensivo de psiquiatras y doctores de toda clase, “el tiempo no define el momento, el tiempo no existe, solo es la concepción de lo que tu mente, el espíritu y el alma quieren establecer como la medida exacta de la realidad que puede conectar en ese todo que lo involucra en la vida que el mismo ser se ha creado”, y así vamos caminando durante un largo tiempo y justo ahí quizás podamos alcanzar un nivel tan elevado o tan bajo de lo que significa ser un humano y cómo hacer que la esencia que nos describe dentro de la madre tierra permanezca en nosotros y luego empezar a ver otros puntos de vistas que van más allá de lo que definimos como la existencia de la misma realidad, “vemos lo que queremos ver, y sentimos lo que nuestro ser quiere disponer para la aceptación de que ahí en ese lugar estaremos cómodos y tranquilos”; entonces, ¿qué quiere la humanidad realmente?, ¿hacia dónde vamos? y hacia donde queremos postrarnos para que la felicidad pueda estar siempre presente en todo lo que hacemos y lo que vamos logrando con el paso del tiempo.

Cuando queremos comenzar algo nuevo, tenemos que estar dispuesto a saber que no todo se podrá elegir a razón de la lógica, a veces se necesita un poco de locura para atrevernos a ir a lugares donde jamás pensamos ir, basta con solamente arriesgarnos a decidir cuándo será el inicio de frenarnos completamente para autoevaluarnos en esa reflexión y análisis muy personal que debemos hacer constantemente, podremos buscar ayuda con otras personas, sin importar que nos conozcan o sean lejanas a nuestras vidas, pero si lo puedes hacer tu solo sería fenomenal, durante esa frenada que te darás debes quitarte todos los muros que están estorbando la mirada interna de lo que realmente tu reflejas, ver en imágenes cerebrales exteriorizadas como si fuese una película de tu vida que simplemente te servirá para ver cómo ha sido tu comportamiento ante la existencia de lo que tu muestras a los demás, pero más importante es la que tú debes ver hacia a ti y como cambiar en positivo todo aquello que reniegas en esa vida delante de la sociedad que comparte tu circulo dorado social, ese tiempo de freno puede durar segundos, minutos, horas, días, meses y hasta años, eso no lo sabemos, solo es el primer paso para luego saber qué haremos más tarde, una vez que vayamos logrando el objetivo de ir arreglando, cambiando y mutando nuestros pensamientos, emociones y sentimientos, entonces llegara la hora de saber si solo nos quedamos esperando o si queremos más bien ir buscando esos “algo” que complementara nuestras vidas hacia una satisfacción personal y esto conllevara a la armonía, tranquilidad, seguridad, felicidad e inspiración para seguir hacia aquello que queremos tener presente a cada momento que al parecer seria “el deber ser”.

Las personas suelen a veces quedarse en un solo sitio o zona de confort esperando que pase algo en sus vidas que pueda cambiar esa cotidianidad de la que viven diariamente, son de las que prefieren vivir esperanzado de que algo bueno va a suceder alrededor suyo sin mover nada de su cuerpo, algo así como un milagro que caerá como un rayo directo a su mente y su corazón, son aquellas que aseguran que esperar es mejor que buscar, porque son pacientes y quizás puede ser que tengan razón, que la paciencia conlleve al uso normal de la vida para luego hacerla totalmente transformada sin existir excepciones y que llego como sorpresa de ese algo que quería que sucediera, será entonces que la paciencia ya se nos está acabando para los que siempre estamos inquieto en esta vida y creemos que algún día todo acabara y es por eso que solemos siempre refutar a los que se quedan de lo más tranquilo esperando a que algo glorioso suceda y sea el indicio de que es el momento de cambiar la cinta de la película de la vida para hacer una nueva escena y agregarla a esta misma secuencia visionaria, es válido tal vez que el humano espere tanto tiempo en esa banca o solamente son seres humanos que se conforman en esa zona confort y se dejan incluso que le dominen la vida según los mandatos de lo que puede estar por encima de su libre albedrio del creador universal, ahora bien, que pasaría con los que solemos buscar a cada rato, como nos ve el mundo y los seres vivos cuando somos tan inconformista hacia todo aquello que estamos viviendo, que contradecimos, que nos evaluamos, nos regañamos, aprendemos, nos desintoxicamos de las gravedades ilógicas que se ven durante el recorrido que vamos viendo, de los que no sabemos estar tanto tiempo esperando en una banca a que solo pase algo, sino que más bien hacemos lo imposible de que ese algo suceda porque nosotros lo hicimos o sencillamente formamos parte de un equipo quizás excepcional fuera de toda normalidad de la que uno ve y que los que viven tan seguramente y se conforman con solo estar bien en lo material y superficial, nos catalogarían como buscadores, otros hurgadores, y solo quizás seamos parte de ese algo que quiere que tú lo encuentres a como dé lugar, ¿pero que sería ese algo?, estaría dentro de lo material, del amor, de lo espiritual, de lo transcendental, de la ascendencia a la iluminación terrenal y cósmica universal, de los aprendizajes de cómo controlar y eliminar nuestros miedos, bestias y demonios para al fin ir complementándonos con ese “algo de cada cosa que vamos buscando”, y es que es tan difícil poder comprender a un buscador que al parecer para la sociedad somos la anomalía que incluso no debería tan siquiera existir o tener el derecho de vivir libremente donde su criterio sea parte de la misma búsqueda, porque ser parte de estas personas o de este club secreto es querer tomar el timón del barco que está en cualquier tormenta y en vez de ir a espacios tranquilos, a veces preferimos ir a otras tormentas más graves para así ir controlando y tranquilizando cada ambiente encontrado para dejar nuestras huellas y tal vez pueda servir de algo para que las nubes negras con vientos fuertes sean aliviadas y se tornen aclaradas sin que exista ningún problema en el momento vivido, ¿qué tanto buscamos?, y ¿qué tanto queremos conseguir?, “cada uno busca lo que le falte a su vida, pero si tan solo todos nos convirtiéramos en buscadores universales de hacer del amor una filosofía de vida global, creo que la búsqueda sería más aclarada en esas visiones que solemos tener a través de los sueños dormidos y sueños despiertos”. Los humanos somos seres incomprensibles de ese todo dentro de la realidad en sus diferentes maneras de verlas y dentro de la existencia de cada una, pero en el núcleo externo de la única realidad posible asegurada por la consciencia despierta es la que todavía los que esperan y los que buscan quieren lograr ver, y ahí es donde juega un papel importante de que esa “glándula pineal” este presente activamente en nuestras vidas de ese aquí y ese ahora en las que estamos aferrados al momento de solo vivir segundo por segundos, será entonces que los que esperan son superiores a los que buscan, o los que buscan están por encima de la superioridad ocular de la vista que el humano no quiere ver, ¿cuál de la dos formas es más cómoda y segura? para no arriesgarnos en el sentido de las emociones y sentimientos que estemos sintiendo por cada experiencia, la vida nos dará preguntas que responder con respecto al destino que nos toque escribir o reescribir a medida que vamos viendo como todo sucede frente a nuestra realidad palpable, será que en el fondo solo queremos esperar grandes repuestas hacia ese algo que estaba ahí presente y que nos hacía daño pero que sabíamos que era mejor ignorar los hechos y que solamente algún día seria despejado lo que nos atormentaba, quizás así podamos ir a un lugar confortable o hacer eso que nos llevara a ese algo que estábamos esperando que llegara de forma milagrosa, o será más bien salir a buscar las respuestas de ese algo que nos dará las pistas hacia lo que queremos encontrar y que nos dará más razones para seguir y solo seguir y volver a seguir incansablemente y nunca parar porque así estamos eternamente los buscadores de algo que solo se queda ahí y nunca nos conformamos, sino que seguimos y avanzamos y así se nos pasa el tiempo y si miramos atrás vemos que quizás valió la pena porque llegamos a lugares oscuros, turbios, lucidos, aclarados y armónicos que nunca se nos pasó por la mente que conoceríamos en caminos donde a veces nos sentíamos solos y perdidos, todo dependerá de cuanto tú quieres esperar o buscar las cosas de cada algo de tu vida que solo tú sabrás que será para complementar en ti la paz y la felicidad que anhelas desde que naciste, tuviste uso de razón y empezaste a entender cómo se maneja el mundo dentro y fuera de los realismos que nos hace sentir vivo.

Así que querido lector, todo es variante, a cada rato sucede algo, lo más importante aquí es estar presente para que podamos notar todo aquello que vale la pena recibir dentro de la existencia de la realidad, aprendamos a ser detallista y a saber dominar y controlar las atenciones con nosotros y los demás, no nos opaquemos las ganas de saber cuándo iniciar algo nuevo, para los que esperan a que algo grande pase en sus vidas simplemente quizás sean esperanzado de que existirá un gran cambio en lo personal y esto los llevara para lugares seguros y confortables, ojala que durante la estadía en ese espacio donde suelen estar esperando una señal de que ese algo si va a llegar desde el ambiente en donde se encuentra y que valga la pena la no movilización de su cuerpo porque en el fondo tal vez pudieron viajar en el tiempo a través del uso del cerebro y de las dimensiones en esos portales que se abren con el ejercicio que se hace en lo espiritual ascendente iluminado con la excepcional “glándula pineal”, tal vez valga la pena esperar un poco y luego mudarnos hacia donde esté ese algo de lo que sea que queramos tener presente en lo personal para que nos reinicie y configure esos hábitos que solíamos tener y que creamos nada más para complacernos y de ciertas formas aliviarnos en los momentos de hiperactividad, y para lo que se la pasan buscando, quizás también sea una buena forma de vivir la vida aunque un poco intranquila y cansona, pero su sentir de no conformarse con nada los puede llevar a lugares donde tendrán que enfrentar hasta lo inimaginable que pensaban que podía tener vida dentro y fuera de este mundo en el cual existimos, al igual que también podrán experimentar hermosos momentos que otros no lo viven por no querer estar dispuesto a moverse de esa espacio que los cohibía de ver lo que no se ve porque nunca quisieron correr el riesgo de llegarse sin saber a dónde ir y como es la forma de vida en ese ambiente que puede ser o no lo más idóneo para nuestras vidas, ojala que los buscadores podamos descansar de vez en cuando y estar un tiempo a solas en donde sea para ver si las respuestas de ese algo que queremos a diario estén escondidas incluso bajo las malezas de la naturaleza, enterradas en el desierto, debajo de los océanos o mágicamente camuflajeada en los vientos, pero ahí están ellos, buscando y ojala encontrando, a fin de cuenta, lo que más debe importar es querer superarnos y crecer en lo personal y solo así será el inicio de lo que más adelante el humano debe alimentarse para ver si realmente su existencia hará el cambio sobre esta raza que en causa y efecto en vez de hacer algo para bien, lo que hace es destruirse el uno a los otros en vez de amarse incansablemente haciendo de esto el mejor caos que puede tener el planeta tierra. Que el gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón, bendiga todo tu ser y te glorifique siempre hacia una mejor vida de la que puedas tener, un abrazo!

Atte. Prof. Miguel Orellana.

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 4 días · 6 min. de lectura

Caprichos y elocuencias de un poeta, dice un loco más.

Caprichos y elocuencias de un poeta, dice un loco ...

hace 1 mes · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 15.

El sacrificio del despertar, una confesión de lo q ...

hace 2 meses · 8 min. de lectura

Un Soñador Perdido en El Planeta Equivocado

Un Soñador Perdido en El Planeta · Equivocado · “U ...