Miguel Orellana

hace 5 años · 3 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Como debería ser una despedida de alguien que te visita sin que se alargue, según “El Método Orellana”

Como debería ser una despedida de alguien que te visita sin que se alargue, según “El Método Orellana”

El ser humano tiene la facultad de poder relacionarse con otras personas de maneras increíbles, sea con tu familia, pareja, amigos, conocidos y hasta desconocidos, gracias a dios nosotros los humanos somos en su mayoría muy sociables y nos gusta conversar, aunque hay sus excepciones de algunas personas, que no les gusta socializar con otras, sean porque tiene algunos problemas psicológicos o porque se la crean de gran vaina, pero hay algunas personas que les gusta o se recuerda de visitar a algún amigo, familiar o conocido, sea porque tiene tiempo que no la ve o porque tienen que cuadrar algún tipo de cuenta, o porque van conversar algo importante y así sucesivamente, la cuestión es que siempre hay algún tipo de “Motivación supuestamente” para hacerle una visita a esa persona, la mayoría de estas visitas es para saber cómo se encuentra esta persona, para saber que es de su vida, para tener conocimiento de los últimos acontecimientos que han sucedido, para saber cómo están sus hijos, nietos, y hasta para curiosear sobre los nuevos proyectos que pueda tener en mente esta persona, mientras hacen todo esto, pudiera existir alguna clase de invitación para un café con leche, para comerse un poquito de torta, para tomarse incluso si es fin de semana un vaso de whisky, vino, cerveza u otro tipo de licor ya que estos líquidos ayudan de alguna u otra forma a “Pasar el rato” como dicen, y estas visitas pueden tardar entre 1 hora a 3 horas y hasta más si todo se encuentra bien, que llamo yo bien, que la persona que recibe la visita no haga un bostezo, que esta persona no realice algún tipo de ordenamiento de la casa como por ejemplo acomodar los cojines que se pudo desorganizar en la conversación, o si esta persona que recibe la visita no comenta algo como por ejemplo, “Oye vale, ya son las 11 pm, el tiempo vuela no, aja, que me decías” o quizás pueden decir “verga, ya son las 12 y tengo que acomodarle el bulto a los muchachos, ya va chama, dame 10 minutos y vengo” o simplemente te pueden decir “Mi pana, ya son las 11pm y tu vives en Santa Rita loco, no es muy tarde para ti”, y así entre tantas indirectas que algunas personas no captan que le están diciendo “Veeeeteeeee” jajajaja, “Me quiero ir a dormirrrrrrr” jajajaja, la cuestión es, tratar de saber cuándo una visita es bien recibida y cuando no, hay que tener mucho cuidado con eso, ahh y otra cosa, hay algunas personas que a veces hacen las visitas sin avisar, diossss, yo mínimo les doy un coquito, ya que según “El Método Orellana” toda visita debe tener un previo aviso de que uno va para ese lugar y saber si se puede o no, al menos que seas familia y quizás te puedas creer con el derecho de llegar y Punto jajaja, pero hay algunas personas que dicen “Bueno yo voy para allá, y si están bien y si no están, bien también”, pero al menos a mí, me gusta que me avisen si alguien quiere visitarme en mi casa y así uno puede decirle a esta persona si uno se encuentra ocupado o libre de poder recibir esa visita, a la final, las visitas son muy agradables y a veces no, pero cuando la conversación esta buena y de repente uno tiene que irse, ya cuando están en la puerta de la casa o apartamento es “Justamente donde viene los mejores temas de conversación”, diosss, realmente no sé porque siempre pero siempre sucede esto, pillen a alguien que viva con usted y reciba una visita y que cuando esta persona le va abrir la puerta para despedirla, pillen la parte de que siempre “El Mejor tema” o “Titulo de última noticia” se empeña en decirlo ya cuando están a punto de despedirse, jajajajaja, es algo súper curioso y raro a la vez, hasta a mi me ha sucedido jajajaja, y entonces estas personas se quedan en la puerta de la casa hablando hasta una hora más de ese gran título que alguno de los dos dijo y de paso parado y con la llave en mano, y después de haber tenido esa hora de conversación de “Pre-despedida”, viene la otra parte más interesante, “El cuadrar otro encuentro”, es decir, como mínimo unos 30 minutos más de conversación mientras cuadran cuando y donde y que se va a realizar en la próxima reunión, que si una parrilla, un sancocho, una cena, etc..pero eso lleva su tiempo de conversación y a la final, ya cuando están a punto de darse el beso en el cachete o el apretón de mano, alguien te llama a tu celular y dices “Mira, hablando del rey de roma, te lo paso” verrrrgaaaaa, como mínimo unos 15 minutos mas y mas arrecho aun que a veces a sucedido, es que ya saliendo de la puerta, llega tu mama o papa o algún familiar y cuando esa persona le dice “Hoooolaaa luissss, como estas, naguara muchacho, tiempo que no te veía, y cuentameeee, que haz echo” diosssssssssssssss jajajaja, así suele suceder en la “vida cotidiana de las visitas”, es por eso, que uno tiene que saber cómo despedir a una persona, es decir, que uno le diga a ese sujeto “Bueno, hablamos mañana, porque tengo que acostarme temprano y TU también para ir a trabajar o hacer diligencias” y si en tal caso es fin de semana y “No pensabas pasarlo con esa visita” entonces séanle sincero o sincera y dígale, “Mira, te dejo porque me tengo que bañar y me están esperando, me encanto verte y espero cuadrar una salida contigo y seguir esta gran conversación”, y así hay muchas excusas que uno puede decir “MIENTRAS Y CUANDO SEAN SINCEROS, NO MIENTAN, YA QUE ES FEO”, así que querido lector, aprenda que una vez que usted se para y se va a la puerta, no se pegue en la conversación mas de lo debido, váyase y Punto, jajajaja, hasta una próxima entrega.


"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 4 semanas · 14 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 18.

El control sobre nuestras vidas y la unión de la l ...

hace 1 mes · 6 min. de lectura

Caprichos y elocuencias de un poeta, dice un loco más.

Caprichos y elocuencias de un poeta, dice un loco ...

hace 2 meses · 12 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 14.

El abandono del amor propio en el ser y el redescu ...