José Briceño Diwan

hace 2 años · 4 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Propuesta de cambio

Hace un par de años hablaba con alguien cuyo trabajo es orientar a otros para que dejasen de buscar empleo y se dediquen a emprender , me explicaba que según una estadística el 70% (o más) de los egresados universitarios laboran en otras áreas que están muy lejos de su formación académica , en muchos casos se dedican a cosas que ciertamente no necesitan de formación universitaria para ejercer, tal es el caso de los oficios, sin embargo con el mercado laboral cada día a la baja y las crisis económicas en mayor o menor medida amenazan con aparecer arrastrando todo a su paso, muchos prefieren ir por lo seguro e intentar abrirse camino por cuenta propia antes que embarcarse en la búsqueda de trabajo que no siempre es grata ni ofrece grandes beneficios, al principio cuando menos.

A partir de esa conversación, que sirvió realmente para orientarme sobre un proyecto largamente pensado que aún no ha visto luz por razones económicas, pues necesita una inversión excesivamente onerosa para mi capacidad económica actual. Desde aquella conversa vía Skipe me he dado a la tarea de revisar a diario las opciones de emprendimiento que se pueden admirar desde la ventana digital del internet, lo que pasan en los canales de televisión satelital y debo admitir que todo apunta hacia la desaparición o cuando menos a una considerable merma de la oferta laboral formal que impulsa a muchos a lanzarse a las aguas profundas del emprendimiento para sobrevivir en esta modernidad tan extrañamente cambiante.

Los entendidos hablan de una revolución digital que sacude al mundo con terremotos periódicos que dependen exclusivamente de las posibilidades tecnológicas que ofrece cada país y del ingenio de los impulsadores; que quien menos buenas ideas tenga pues así será su futuro, si la imaginación falta pues tocará sufrir el incordio del empleo formal sin futuro pero ineludible para cubrir las cuentas, donde, además existen afortunados muy respetables altos ejecutivos a quienes la naturaleza los ha dotado con una asombrosa capacidad de adaptación hasta llegar al extremo de volverse serviles para agradar al exótico sistema corporativo que no sabe de particularidades ni acepta otra cosa que no sea una alineación absoluta a los preceptos de la empresa, esos que no saben de vacaciones, horas de sueño ni de cargos de conciencia pues la corporación no permite debilidades humanas y que si las hay siempre serán culpa de los empleados de rangos inferiores ,quienes siempre son prescindibles para servir como chivos expiatorios. Por esa razón casi todos son seres que parecen signados por las características de la cofradía a la que pertenecen, los otros (nosotros los mortales de quince y ultimo) solo tenemos como escapatoria buscar opciones en el emprendimiento.

Ahora bien, ¿Cómo emprender? Ese es otro asunto que debemos evaluar desde varias ópticas, desde aquel que como yo necesita de un socio capitalista que vale tener el 50% de algo que el 100% de nada o de quienes tienen bienes que vender para obtener capital inicial. Emprender va desde el muy común puesto de comidas rápidas hasta los volátiles negocios digitales que si bien hoy prometen mañana pueden volverse un chasco tan descomunal que difícilmente sobrevivan al primer año dejándonos en la quiebra , también hay los negocios publicitarios que permiten promover a empresas bajo la figura del afiliado y que ganas según las afiliaciones que se logren encaminándolos desde sus sitios web o las más miserables que son esa de inocular virus presentándolos como ofertas fabulosas, premios instantáneos o pornografía gratuita , ojo que no tengo nada en contra del porno pero si con quienes aprovechando las debilidades humanas hacen dinero con las miserias de muchos.

También están las posibilidades incluidas en la auto publicación, dictar cursos virtuales, hacer videos virales, las miserias de las redacciones para algunos sitios que la verdad ( y acá debo hacer un aparte) dejan mucho que desear pues imagino que por la escueta paga todos hacen variaciones del mismo tema donde cambian las palabras para eludir las comprobaciones de los buscadores pero que todos los textos son igual de malos, muy buenos con el fulano SEO pero malísimos en contenido original, vaya que toca ganarse la vida pero deberían pagar más y mejor para lograr que sus sitios en verdad sean interesantes aunque todos los manuales digan que así debería ser, igual me niego a pensar que el mundo está condenado a la sordidez del vacío intelectual en pos de la masificación de los sitios web, debo decir que existen excepciones valiosas pero por ser minorías en el inmenso depósito de bites del internet se hace complicado establecer deferencias pero que igual toca hacerles reverencia por ser oasis de sabiduría entre tanta cultura pop mal entendida .

En vista de lo que expongo, pienso que deberían existir redes colaborativas extensas , aunque ya existen la verdad nunca he visto ni siquiera una iniciativa para hacer negocios así sea pequeño, en estas a pesar de que todos los interesados pueden hacer interconexiones beneficiosas para las partes, la verdad me son bastante extrañas sobre todo con el asunto del empleo o de oportunidades. La verdad el asunto no debería ser el de impresionar a nadie si no asumir la labor titánica de colaborar para hacer del mundillo laboral algo menos duro, de volver el emprendimiento algo menos complicado , de hacer fluir las ideas para que la mayoría pueda verse beneficiada pues me consta que existen miles de excelentes ideas esperando ser explotadas pero que nunca ven la luz debido al incomodo tema económico, por ejemplo, la conversación a la que me refería al principio de este texto fue para exponer (buscando apoyo) algo a lo que unos meses más tarde lanzó Google como Google School , una aplicación que está unida al Gmail que mi interlocutor tachó de absurda en aquel momento, desde que descubrí aquello caí en cuenta que no siempre quienes te censuran de buena fe y a pesar de la mucha sabiduría que poseen, no siempre tienen razón, no es que mi idea fuese revolucionaria, es que era el paso lógico en el ofrecimiento de servicios asociados al internet y que por supuesto Google ya lo estaba desarrollando hace rato.

Ojalá esto no caiga en saco roto, quizás eso que sueño existe en alguna parte y no lo conozco, en ese caso agradecería que me contasen como acceder a la información para a su vez compartirla por mis redes, si no existe espero que se asocien otros y me inviten a participar que con gusto ayudaría, el futuro es algo que te atropella pues siempre está más cerca de lo que pensamos, si nos organizamos desde esta plataforma maravillosa y global del internet podremos cambiar el mundo y el karma se encargará de agradecérnoslo.

José Ramón Briceño, 2019

@plurifotos

Propuesta de cambio


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de José Briceño Diwan

Ver blog
hace 7 meses · 5 min. de lectura

Durante el segundo año de la peste

Me gradué de profesor hace una década, pero cuando ...

hace 8 meses · 4 min. de lectura

Propuesta para la Universidad del siglo XXI

Venezuela parece ser la suma total de varias trage ...

hace 1 año · 5 min. de lectura

Mañana es en dos minutos

Hace días vi (pirata por supuesto) una muy mala co ...