Miguel Orellana

hace 5 años · 6 min. de lectura · visibility +100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

¡La compenetración, es una experiencia maravillosa que puede confundir nuestros sentimientos cuando ya es tarde! o ¿aún hay tiempo?, según “El Método Orellana”

¡La compenetración, es una experiencia maravillosa que puede confundir nuestros sentimientos cuando ya es tarde! o ¿aún hay tiempo?, según “El Método Orellana”

En este mundo existimos miles de personas con diferentes personalidades, nunca seremos igual, la única igualdad que tenemos los seres humanos, es lo que nosotros llamamos “amor”, es una de las mejores palabras inventada por el ser humano hace miles de años, y por supuesto su contrincante seria “odio” o “maldad”, muchos definen que el amor lo es todo para el ser humano, que es uno de los mejores remedios para curar las heridas del corazón, otros dicen que el amor, simplemente es algo que nos complementa en todo lo que hagamos en nuestras vidas, claro está, el amor tiene sus clasificaciones como todo en la vida, tenemos el amor de padres, hijos, primos, tíos, amigos, parejas, amantes, y hasta con gente desconocida, lo bueno del amor, es que en realidad es una herramienta que nos facilita las cosas, sea para sobrevivir a muchas heridas de nuestros corazones o también sea para seguir adelante sobre cualquier proyecto que tengamos en mente, hago esta pequeña introducción sobre el amor, porque es una palabra muy importante en esta nueva entre del método Orellana, siempre he dicho que las personas a veces toman diferentes clases de riesgo en su vida que hasta pueden acabar con ella, claro, eso depende del riesgo que tome la persona, a veces nosotros creemos que cuando elegimos a alguien para que sea nuestra pareja formal o de relación seria, tenemos la fe y la esperanza que ese ser humano sea nuestra “persona ideal” el cual podamos “compenetrarnos” de tal manera que cuando no está con nosotros, en cuestiones de segundos ya empecemos a extrañarla, pero como todo en la vida, a veces cometemos errores y pocos son las personas que tienen la fuerza y la valentía, de alejarse de ese ser humano, para buscar el aire de la felicidad que necesita para estar tranquila, en vista que después que tomo ese riesgo se dio cuenta que no era feliz, la compenetración en el ser humano según el “método Orellana” es cuando nosotros logramos tener cierta conexión con alguien o con algo que nos ayuda a sentirnos de una manera también, que a la final ni nos damos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor, ya que la pasamos también y de una manera tan agradable, que nos alejamos del mundo para solo conectarnos con la química mental, espiritual y emocional con esa persona, la compenetración, sería como una sección del amor el cual nos ayuda a poder sentir grandes, medianas y pequeñas emociones, que hasta puede lograr confundirnos y creer quizás, lo mucho que nos puede gustar esa persona, la misma compenetración nos hace creer que solo y únicamente nosotros estaremos bien y nos sentiremos súper cómodos, agradables, dinámicos y alegres cuando hablamos y compartimos con esa persona; claro, la idea de que suceda esta compenetración es en el momento que estemos solteros y cuando estamos con esa persona y podamos sentir esta clase de emoción, es cuando nosotros podemos empezar a definir si es que esa persona nos gusta, nos atrae o nos hace ser especiales, y a partir de ese momento es que pudiera existir cierta química especial, el cual se pueda convertir mas tarde en una relación, eso sería el deber ser de la compenetración de las futuras parejas en este mundo, pero siempre nunca se escapa un detalle, después que las personas se relacionan y se transforma en algo serio o formal, la idea es seguir teniendo la química especial de aquella compenetración, que existió en aquel momento de echarle los perros a esa persona, porque cuando el ser humano empieza a perder esa emoción, sea la razón que sea, como por ejemplo: las peleas, las discusiones por estupideces, por malos entendidos, por desconfianza, por no haberle otorgado a tu pareja el beneficio de la duda cuando te comentaron algo, por no haber fregado los platos cuando que fuiste tú el que cocinaste, por no haber tendido la cama apenas te paraste, por no hacerle el amor de la manera especial que a ella le gusta, por no haberlo acompañado a una presentación teatral, por no haberle comprado una rosa a ella por el día del aniversario, por tratar de dominar a esa persona de una manera tal, que logras alejarla de sus amigos y de hasta de su familia y así sucesivamente, cuando empiezan estos problemas que a veces son solucionables, a pesar de eso, ya la relación por mas que se hayan sentado a conversar sobre la situación que están viviendo, a la final, no le prestan atención y se acuestan en la misma cama pero con las cabezas volteadas, ósea, de espalda, y eso es una de las cosas más triste que puede ocurrir en las personas, porque en ese momento su felicidad esta por el piso, cuando estas situaciones de problemáticas mayores o menores comienzan a sentirse en las personas, es cuando se abre el camino a la otra clase de compenetración con otros seres humanos, lo que se llama en palabras común “cachos o amantes” pero en realidad no sería estas palabras, sino mas bien “alguien que si sabe entenderte” ósea, algo así como “un amigo o amiga especial”, resulta y acontece que esta clase de amigo o amiga a veces suelen ser hasta más importantes que esa pareja formal que tienes, y llega el momento en que empiezan a salir, a compartir en diferentes sitios, y así sucesivamente, hasta que se dan cuenta que hay una “compenetración súper especial” el cual los llena de una química extraña que los arropa de sentimientos fuertes, donde los llena de pasión, lujuria, alegría, satisfacción de entendimiento, comprensión, entre otras cosas el cual a veces uno se pregunta ¿me estará gustando? ¿Será que mi pareja no es la persona idea y esta si? ¿Me atreveré a vencer el miedo y le diré lo mucho que me gusta a pesar de no saber si yo lo gusto o no sabiendo que yo tengo pareja? ¿Por qué cuando veo a esta persona me da como un sustico de alegría y cuando veo a mi pareja formal que tiene 3 años conmigo no me da nada? ¿Será que termino mi relación con mi pareja formal para empezar otra con esta persona el cual siento una compenetración más profunda y sentimental? ¿Puede ser que aun yo tenga tiempo para echar todo a la borda y comenzar algo nuevo? ¿Me arriesgare a tener una relación de amante con esta persona a ver qué tal me va sentimentalmente, pero, y si me enamoro, porque a pesar que con mi pareja tengo 5 años, creo que no estoy enamorada pero me gusta igual, de todas formas, será que lo hago? y entre otras tantas preguntas, que el ser humano empieza a hacerse en ese momento donde siente en sus corazones, esa emoción fuerte de “compenetración” con esa persona, bueno, como he dicho en otras publicaciones, el ser humano es alguien “súper complicado”, de verdad que al parecer el único que nos entiende perfectamente es “Dios” ya que al parecer el nos creo, nos diseño, nos elaboro y nos hizo realidad, cosa que le agradezco porque si no, no estuviera escribiendo este método jeje, bueno, nosotros los seres humanos vivimos a cada momento diferente clases de emociones, como dije en una de mis publicaciones sobre la “felicidad y la tristeza”, son dos variantes que vivimos a cada momento, ojala pudiéramos ser felices todo el tiempo, pero lamentablemente tenemos que pasar por la experiencia de la tristeza en sus diferentes maneras, sea de amor, de trabajo, de familia, de amigos, de mascota, etc.. bueno, eso pasa en las relación formales, vivimos momentos felices y momentos desagradables, vergonzosos y tristes, el cual, cuando sentimos la emoción de tristeza con nuestra pareja formal, y de repente nos llega una persona conocida o desconocida y nos ponemos a hablar con ella, a veces suele existir cierta clase de compenetración y en ese momento podemos sentir aunque sea un instante el “aire de felicidad” que necesitamos en algunas situaciones en nuestras vidas, y lamentablemente por no haber hecho un buen trabajo de entender, comprender, llenar de detalles a esa persona especial, de hablar, de hacerle el amor bien, de no echarla a un lado cuando estamos en grupo de amistades, de no hacerle muecas de dominio cuando están en un núcleo social de amistad, de no apártala de tu cuerpo apena terminaste de hacerle el amor, sino más bien de mantenerla acostada en tu pecho mientras ella sigue penetrada y decirle palabras bellas y agradables que le gusten y que la haga feliz y al rato sin importar su peso, es que la apartas de una manera tranquila, delicada y poniéndola frente a ti cara a cara, y así sucesivamente muchos detalles que a algunas de las dos partes de la relación formal, se van olvidando de cumplir y es ahí cuando empiezan a hacerse las preguntas que coloque anteriormente y después es que comienza la distracción completa hacia tu pareja y lo que se logra es que a la final la pierdas y después no sabrás que hacer, porque lamentablemente por el bendito “descuido” lograste alejar al amor de tu vida supuestamente, lo cierto es, que la “compenetración” en las personas puede ser muy bella, agradable, cómoda y hasta darnos cierta clase de ilusión con alguien y es ahí cuando la compenetración empieza a convertirse en algo peligroso, aventurero y de sorpresas sentimentales, el cual se puede convertir en algo serio, formal, aventurero y hasta nos llena de motivación para lograr comenzar algo completamente nuevo y divino en nuestros corazones, así que amigo lector, si usted ha sentido cierta compenetración con alguien y se encuentra soltero o soltera, no lo piense mucho, arriésguese y dígale lo mucho que le gusta, porque recuerde que la compenetración en las personas es como la magia, suele ser invisible pero se puede sentir y hasta ver, y si esa persona no gusta de usted, no importa, para eso existe lo que llamamos “luchar por algo”, es decir, trate de la manera más increíble de hacer que esa persona logre gustar de usted, claro está, sin convertirse en alguien fastidioso, obsesionado y trastornado jajajaja, pero si usted logra sentir esta clase de compenetración sentimental estado usted ya relacionada con alguien, entonces le recomiendo que primero revise su relación, y después que hizo el análisis y se dio cuenta que no sirve, entonces arriésguese a seguir hacia adelante con ese amigo o amiga el cual siente esta compenetración y en un tiempo corto, mediano o de largo plazo, conviértase en su nueva pareja y de esa manera, será feliz, hasta una próxima entrega.

%�^UK|t


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 3 semanas · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 19.

Entre la seguridad falsa de tus sombras como un as ...

hace 1 mes · 5 min. de lectura

Letras que forman palabras de amor...

Letras que forman palabras de amor, para la llegad ...

hace 2 meses · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 16.

Los Vínculos y los desprendimientos; dos cualidade ...