Miguel Orellana

hace 5 meses · 12 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 06.

A5q1V.jpeg

La duda verosímil de si creer en nosotros mismos para autoayudarnos o si buscar la ayuda que ameritamos en lugares que vemos como “cuartos de urgencias”, con el propósito de superar cualquier obstáculo que nos tengan retenidos y apresados para no conciliar con todo nuestro bienestar personal, según “El Método Orellana” (Volumen IV).

Bienvenido:

La vida a veces pareciera que se tornara en contra de nosotros, otras tantas muy favorables y en algunas circunstancia nos da grandes lecciones donde sabremos como recibir los aprendizajes obligatorios del momento en que se pudo haber experimentado cualquier eventualidad, todos sabemos que el tiempo de nuestra existencia terrenal es limitado, por más que cuidemos de nuestro cuerpo, de la mente, espíritu y del alma, de igual forma llegara el día en que dejemos de estar presente al menos en lo corporal, debido a que lo más seguro en este primer hogar que llamamos “Planeta Tierra” es la muerte como tal, al menos la física; debemos aprender cómo aprovechar cada segundo que pase cuando empezamos a ser conscientes de todo nosotros, al principio contamos con la ayuda de quien pueda criarnos, pero luego llegaran los días donde se supone que quien nos cría nos soltaran para formarnos como seres vivos independientes, comenzar a plantearnos ideas, proyectos, metas, que luego si estamos dispuestos y motivados vamos haciendo realidad, sin importar que tanto haya que hacer para que eso sea parte de nuestra vida, durante el trayecto de la misma vamos sumando conocimientos a través de la observación, captación y profundización de aquello que nos importe para lograr los objetivos que alguna vez fueron parte de un plan, porque los planes que hacemos a medida que vamos creciendo en madurez, personalidad y estudios ilimitados de la vida irán tomando forma dentro de la realidad accionada y todo dependiendo del equilibrio en que se encuentre nuestra mente, espíritu, emociones, sentimientos y del ser interno que viene siendo el más fundamental de todos, ya que si este se encuentra afectado por lo anterior, entonces jamás podremos materializar como es debido esos planes de forma positiva, energética y abundante; es relevante señalar que si algo no está bien en nosotros pues todo lo que hagamos tendrán resultados opuesto a lo que queríamos desde el principio, si algo nos preocupa y no nos ocupamos quedamos nulos ante esa ansiedad, si existe intranquilidad ante cualquier situación y no tratamos de ver como calmar lo que nos pone inquietos, entonces seguiremos sin resolver los problemas que nos puede causar lentitud, daño, sufrimientos y hasta provocar cargas negativas en nosotros y en los demás, si estamos ante circunstancia donde todo parece en contra de lo que queremos cambiar, y no encontramos la forma de hacer ver nuestro punto de vista porque pensamos que sería mejor hacerlo así, tendremos la opción de moldearnos y seguir tratando de que dichos cambios ocurran, o si adaptarnos y sacar todo el provecho posible para que esas circunstancias nos ayuden a conseguir lo que queremos ante la vista y aprobación que tengas contigo y con aquello que también pueden salir beneficiado gracias a los sacrificios de quedarte un tiempo corto, largo o permanente en ese lugar que pudo crear las situaciones que te llevo a sacar provecho alguno, sea en lo personal, psicológico, filosófico, sociológico, laboral, familiar, de pareja o global.

Durante nuestra estadía en este plano existencial estamos totalmente enfocados a vivir el lado bueno y malo de las cosas cotidianas y de aquellas que rompe las líneas temporales de nuestro universo, haciendo de este algo nuevo donde se pueda ver el cómo y dónde se crean nuevas estrellas, galaxias y agujeros negros temporales por conocer; me explico, “las estrellas” simboliza los momentos que vives a cada rato, es decir, “el aquí y el ahora”, sin tener viajes del tiempo entre el pasado o el futuro, solo el momento vivencial de cada segundo del tiempo, y cuando algo pudo sorprenderte y causar una emoción tan grande entre satisfacción, anhelo recibido y conformidad complacida, entonces se forma una estrella más que estará ahí para recordarte que si vives el presente agradeciendo todo lo que puedas tener y aquello que pronto llegara, tu vida siempre va a estar en conexión con “el todo” para que tú puedas convertirte en un imán de las cosas buenas que tu ameritas, y más si eres un ser agradecido, servicial y potencial, dando siempre lo mejor de ti para demostrarte a ti mismo que tu todo lo puedes, seas que tengas el don para eso, o no, pero jamás decir “NO” a lo que todavía no has hecho, estas en la obligación de vivenciar todo porque uno nunca sabe si entre tantas experiencias momentáneas o puntuales pueda despertar en ti una nueva virtud o aflorar otro don que solo estaba dormido, y al ver los indicios de que llego su hora de salir a la luz, pues estos no dudaron en ningún momento, y si recuerdas todo lo que viviste, entonces es el indicativo de siempre estar atento y presente porque en todos lados siempre existirá algo que nos ayude a encender una estrella en nuestro universo; “las galaxias” son las que aparecen cuando todo tu ser espiritual energético esta cordialmente abierto para la invitación de formar parte de algo más grande que la misma vida, es ese enlace que haces con todo lo que no se puede experimentar de forma realista en este plano terrenal, es la unión que haces de toda tu vibración positiva hacia eso que tú sabes que existe de alguna manera, es decir, es la duda de saber si de verdad pasó o no pasó o estará por pasar lo que tu presentiste, intuiste y percibiste, desde el instante en que empieces a creer en algo más allá de la existencia real, podrás conocer, ver, palpar y sentir lo que la creación tiene para ti y saber cómo y cuándo empezar la construcción de los puentes que nos guían a nuevos espacios donde podremos presentarnos o ser presentados ante aquellos que nos puedan colaborar y ayudar para el éxito que tanto esperamos, sea en lo personal, material o social, y una vez que vayas atrayendo a ti todo lo que tu mereces dependiendo de tus comportamientos conductuales, veras la formación de esas galaxias donde habrá miles o millones de oportunidades de las cuales algunas tu podrás elegir y otras serán elegidas para ti, a través de ese ser supremo que todos llamamos “El Gran Creador”, dentro de estas galaxias también estarán acompañadas de muchos guías y maestros de vidas que serán para ti los mentores que siempre vas a necesitar durante toda tu existencia, ellos te mostraran el mapa de la verdad con un toque de magia, ilusión y esperanza de que mientras tu sepas que ser dedicado, sincero y positivo, siempre llegaras hacia eso que tanto tú has soñado y deseado para que forme parte de tu felicidad y tranquilidad momentánea o concreta, y tal vez duraderas si tú siempre estas presto a cuidar y preservar lo que necesite de toda nuestra atención, cuando dejamos a un lado las conexiones con el mas allá fuera de la realidad a través de sueños, viajes astrales y desdoblamientos, pues las galaxias van desapareciendo, porque ellas solo se mantendrán mientras tu estés entrelazado con lo universal fuera de lo terrenal, “no dudes”, solo hazlo, solo cree en algo más, en algo que simplemente no se ve a la vista realista y por ende solo debes creer; los “agujeros negros temporales” son los más importante, tenemos que hacerlo nuestro en el presente del día a día, ya que ellos nos puede trasladar a la imagen perceptible y surrealista de lo que pronto será para nosotros, nos entregaran las llaves que necesitamos para abrir los portales del tiempo y hacernos la idea a través de lo que veamos para ver si de verdad vale o no vale la pena entregar el todo por el todo hacia eso que queremos ver realizado y accionado, es decir, si tu estas predispuesto a que eso que hagas no funcionara, entonces lamentablemente pudiera no darse o ser de otra manera en la cual tu nunca esperaste, puede llegar a convertirse en algo funcional para otros mas no para ti, por un lado es bueno, por otro, te sentirás algo confundido porque las cosas no se dieron a tu favor según tus pensamientos, o tal vez nunca llego a ser nada porque sencillamente ya había invadido en ti malas energías de que eso no iba a funcionar, a veces las mismas experiencias nos llevan a no querer arriesgarnos para lo que sea que se quiera en el momento, pero si vemos más allá de nuestras necesidades (difícil de comprender, entender y aceptar, mas no complicado de reflexionar y analizar) entonces podremos dar el salto al vacío para ver qué será lo que nos amortiguara la caída que hicimos con toda la fe posible; los agujeros negros temporales nos muestra que hoy podemos estar en un lugar y mañana estaremos en otro totalmente distinto, sea de forma consciente o subconsciente, obligatoria por otros o por necesidad nuestra, elegidas racionalmente o atrevidas sin obstáculos y sin medidas, al final, si nos damos la oportunidad de ver más claro lo que nos sucede cada día, podremos llegar al nivel de hacer un equilibrio de razones lógicas entre lo bueno y lo malo para que de ellos aprendamos y así seguir paso a paso con esa evolución de la que tanto hablamos y esperamos consagrarla en nuestro ser para saber que mientras estemos decididos a cambiar lo que está mal, pues todo será para mejor, sea a través de la calma paciente o de la inquietud hiperactiva de que eso debe ser transformado para un bien personal y común.

A medida que vamos desarrollándonos como humanos, nos vemos en la entera obligación de aprender como surgir y como evolucionar, y lamentablemente para lograr esto, necesitamos de “la duda”, ella nos puede beneficiar o perjudicar para eso que tanto queremos, puesto que la duda nos pone a pensar demasiado, a criticar a cada rato lo que se vea, a cuestionar y contradecir las cosas que no puedan estar acorde a nuestras necesidades personales, por una parte nos beneficia porque si no dudamos de eso que se ve sospechoso, raro e inverosímil, no conseguiremos las repuestas adecuadas cuando empezamos a investigar e indagar para ver si eso está bien para nosotros y los demás, es decir, es vivir todo el tiempo con la espada en la mano, y no conformarnos con lo que lo demás nos puedan decir, por una parte esta está muy bien, porque si no dudamos entonces jamás podremos avanzar y siempre estar atado de mano confiando plenamente en las informaciones que nos dará cualquier ser vivo, pero así como es de día y luego es de noche, pasa con la duda, también “el tanto dudar” nos puede perjudicar porque no sabremos cuándo y dónde debe tomarse las decisiones que nos ayudaran a seguir y avanzar para que todo este como debe ser, recordemos que mayormente la población humana siempre actúa de forma natural y un poco egoísta con respecto a sus necesidades, digamos que el porcentaje entre lo que haces porque necesitas y no haces porque no es de tu conveniencia, es mas a tu favor que para los otros, algo así como un 85 % (tu) quedando un 15 % para los demás, y es que el humano en el medio de su complejidad es muy raro ver que alguien actué primero a favor de otros que a favor de ellos mismos, porque forma parte de nuestra naturaleza, y es ahí donde entramos al tema del “servicio de la vida”, a veces ser servicial sin dudar nos puede traer nuevas estrellas, galaxias y agujeros negros temporales que nos beneficiaran sin haberlo dudado desde el primer segundo de ese momento exacto, y lo que más nos consume en la vida es “el estar dudando a cada rato”, estoy seguro que la aplicación de dudar es más utilizada que la aplicación de solo hacer las cosas por un todo en el amor universal, pero como nos cuesta a veces entender que la vida es más allá de lo superficial, mundano y pagano, seguimos encerrados, apresados y clausurados por esa constante y sonante de dudar en vez de solo accionar, como dije, “somos completamente seres viviente incomprensibles, por lo tanto, hay momentos que sabemos lo que queremos, y otros simplemente estamos en el vacío, sin saber definir lo que somos, lo que queremos y hacia dónde nos dirigimos para llegar al nivel de estar en paz y tranquilo”, pero cuando la duda invade las decisiones a tomar, es cuando más atrasamos, frenamos y retenemos lo que “El Creador” pueda tener para nosotros, si sabes que algo será un bien para ti, no lo dudes, recíbelo, si sabes que algo se ve sospechoso, entonces duda y averigua, y si sabes que algo es verosímil, creíble o no, entonces confía y acciona, es decir, “tengo duda, pero confío y acciono”.

Cuando nos enfocamos hacia cualquier objetivo en lo personal del ser, mental y corporal, pero por alguna razón algo cambio en nosotros mentalmente, emocionalmente y espiritualmente sin saber el ¿por qué? o ¿cómo? fue que sucedió, sea por eventos del pasado o del ahora, y dejas que muchas cosas negativas te llenen el universo, y no conseguimos la forma de quitarnos esas malas vibras con alto nivel de frecuencia, las cuales opacan la vista de surgir y evolucionar, y permitimos que todo esto nos provoque sufrimiento, dolores, tristezas, desanimo, trastornos, déficit de atención, incapacidad, abandono, descuido, alejamiento, susceptibilidad, indiferencia, ira, obsesión, creación de personalidades, miedos excesivos, desmotivación, estancamiento, sombras, oscuridad, entre otros, jamás podremos ver la luz al menos que empecemos a tomar las decisiones sin que existan más dudas y que nos llevaran a las opciones que nos puedan ayudar a vencer, controlar, filtrar, transformar, avanzar y superar cualquier obstáculo que nos tengan retenidos y apresados dentro y fuera de nuestro ser universal, estas opciones pueden ser “la autoayuda, la ayuda externa conocida y la ayuda a ciega”, ya que si por algún motivo solo nos quedamos en la duda de elegir y nunca afirmamos o decretamos que necesitamos superar lo que sea para nuestra salud corporal, mental y espiritual y volver al equilibrio que nos llevara a estar bien con nosotros y los demás, entonces no podremos cambiar, transformar y mejorar lo que nos retiene y nos mantiene capturados en ese lugar fosco, irritable y desequilibrado, para que esto sea radicado, exterminado y reestructurado para un bien, debemos aplicar la ayuda que ameritamos, como primera opción contamos con el ser más importante, “tu”, si, créelo, tu eres el principal actor de tu vida, mas nadie, porque los “nadie” algunos serán tu fortalezas o debilidades, pero cuando tú te tomas el tiempo de creer realmente que eres un ser especial, único e inigualable, es cuando empiezas a dejar salir “la autoayuda” que te servirá para ver que sin necesidad de nadie más puedes brincar los muros que tu u otros hayan colocado, cuando accionas la autoayuda estas permitiéndote entrar a lo más profundo de todo tu universo; como segunda opción encontramos “la ayuda externa conocida”, son aquellos seres vivos que de alguna manera están dentro o fuera de nuestro circulo dorado, social y general, estos pueden servir para escucharnos, alentarnos, motivarnos y acompañarnos durante el proceso que sea necesario para que lo que nos tenía mal deje de existir y hacernos daño; y como tercera opción es la búsqueda de “la ayuda a ciegas”, es todo eso que llega a través de lo que nunca queremos recibir, al menos que estemos claros de que obligatoriamente es una necesidad para querer abrazar lo que algún día nos transportara a los avances y crecimientos a favor de nuestro bienestar; cuando entendemos que mientras más dudas tengamos para saber que “las ayudas” elegidas y recibidas son necesarias de forma esporádica, pues entonces nunca podremos salir del rincón a donde fuimos a parar nada más por orgullo, dejadez y necedad, a continuación te hare un desglose de estas tres opciones de ayudas cuando ingresamos a los “cuartos de urgencias” con el objetivo de salir totalmente renovado y fortalecido, antes quiero aclararte que lo que yo llamo “cuartos de urgencias” son esos lugares a los cuales entramos para mejorar lo que se debe, puede ser desde tu hogar, otro espacio (terrenal o dimensional) u otro ambiente necesario para tu regeneración, para esto he creado un planteamiento que yo llamo “las tres opciones ACUPE” (Ayuda en Cuartos de Urgencias Personales) las cuales necesitamos para superar cualquier obstáculos que nos tengan retenidos y apresados y no logremos conciliar con la evolución que solo espera a que la tomemos de la mano:

1ra opción: La Autoayuda.

  • Reconocer que algo no está bien
  • Aceptar lo que debes cambiar
  • Abrazar tus errores y modificarlos para mejor
  • Perdonarte y pedir perdón
  • Creencia de que eres un ser especial
  • Motivarte, inspirarte, animarte y enfocarte
  • Cuidarte físicamente
  • Meditar para conectar con tu universo interno y externo
  • Unificar todo tu “yo” y todo tu “soy” para que el ser se ligue con lo positivo
  • Mantenerte siempre activo en objetivos que traigan energías excelentes

2da opción: La Ayuda Externa Conocida.

  • Familiares
  • Amistades
  • Conocidos
  • Extraños (que están dentro de tu circulo dorado)
  • Pareja
  • Ser vivo animal
  • Seres mágicos (ilusión, fantasías y sueños)
  • Seres de luz (guías espirituales, maestros de vida, chamanes, brujos, etc…)
  • Seres universales (almas parientes, ángeles y vidas de otros mundos)
  • Ser supremo universal (El Gran Creador)

3ra opción: La Ayuda a Ciegas

  • Desconocidos (seres vivos alejados de nuestro círculo dorado)
  • Psicólogos
  • Psiquiatras
  • Terapeutas
  • Teólogos
  • Filósofos
  • Sociólogos
  • Mentores
  • Grupos de terapias
  • Retiros espirituales

Así que querido lector, dicho esto, si en dado caso estamos dispuesto a querer cambiar siempre para mejor y nunca estancarnos a la nada, aceptemos la ayuda propia o externa, porque si no, estaremos como seres vivos que no viven, sino que solamente creen vivir, porque pareciera que su peor enfermedad es la cotidianidad y a su vez la inconformidad, en otro orden de ideas, hacer lo mismo puede llegar a convertirse en hábitos que luego serán difícil de desprendernos, y ser inconforme con todo siempre creara dudas en nosotros, y volvemos a lo mismo de que el humano por más que evolucione, siempre será alguien incomprensible, por lo tanto la idea es buscar la forma de mantener un equilibrio con todo y más cuando se trata de salir ileso en situaciones negativas que muchas veces si no sabemos cómo atacarlas pues nos provocaran heridas que luego debemos trabajar para poderlas suturar y sanar; recordemos que a veces es muy difícil y complicado que las cosas a veces no se dan a nuestra manera, y por ende si nosotros no podemos darnos cuenta de que “esa manera” en que actuamos no nos hace ningún bien y de paso le hacemos daño también a nuestros seres queridos, conocidos y en general, es ahí el justo tiempo donde debemos enfocarnos en progresar en base a nuestra salud física, mental y espiritual, “Cuando exista algo que no debe estar en nosotros porque nos hace daño pero a pesar de que estamos consciente que debemos eliminarlo de alguna forma y no nos atrevemos a elegir que ameritamos la ayuda necesaria para que ese algo deje de estar ahí, es cuando “la duda” de ayudarnos a nosotros mismos o de solicitar la ayuda a los demás sin pena ni vergüenza debe ser radicada, porque “la duda” en estos casos no ayudan, solo crean retención y apresamiento, haciendo de nosotros seres confundidos para saber cómo, cuándo y dónde es que el grito de auxilio debe salir a todo furor, es necesario autoayudarnos, y si no, es lógico que otros te puedan ayudar sin dudarlo, y más si quieren que salgas siempre favorecido sabiendo que aprenderás a filtrar lo malo, para luego controlar la situación y cambiarla hacia tu propio bien para superarte y crecer en lo personal”. Que el Gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón, bendiga todo tu ser y te glorifique siempre hacia una mejor vida de la que puedas tener ahora, un abrazo!

Atte. Prof. Miguel Orellana.

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 1 semana · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 17.

El sendero de la muerte lúgubre del ser, una opció ...

hace 2 semanas · 5 min. de lectura

Letras que forman palabras de amor...

Letras que forman palabras de amor, para la llegad ...

hace 2 meses · 8 min. de lectura

Un Soñador Perdido en El Planeta Equivocado

Un Soñador Perdido en El Planeta · Equivocado · “U ...