Miguel Orellana

hace 1 mes · 13 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 15.

Ycyyi.jpeg

El sacrificio del despertar, una confesión de lo que eres y el compromiso para contigo mismo de ser una persona diferente, verdadera y esencial para lograr los cambios que son necesarios tanto para ti como para los demás, sin dejar que nada ni nadie pueda corromper la decisión de ser “solo humanos”, aunque esto te lleve a un alejamiento por parte de la misma sociedad; según “El Método Orellana” (Volumen IV).

 

Bienvenido:

 

“A veces creo que no soy humano, solo a veces, porque camino entre ellos y me siento diferente, queriendo cambiar el mundo para bien, tratando de ver la belleza que se esconde tras un velo de lo que es real o verdadero, porque la sociedad está tan corrompida y enfermiza por quienes la manipulan a sus antojos que la misma belleza de la creación que se oculta de la humanidad para no perderse de su propia esencia; quizás yo sea algo diferente, o solo tal vez era de un planeta muy distinto, y cuando me toco llegar a este espacio equivocado miré al paraíso del cielo escondido y solo dije, - ¿Por qué esta humanidad es tan extraña a la humanidad que alguna vez yo conocí?, y reflexiono (¿será que he venido otras veces al principio de la humanidad, cuando aún se podía ver la pureza en ella, estando intacta la conciencia del ser?); a veces creo que no soy un humano de esta actualidad, porque simplemente quiero vivir entre la verdad, la pureza, la humildad, la sencillez y la grandeza de ser bondadosos y amorosos entre nosotros (y me llaman loco por desear lo que muchos ya ni quieren “la paz”, solo por vivir una vida llena de materialismo y no de energía positiva), trato de convencerlos de que debemos cambiar siempre para bien, y muchas veces lo que gano es que cada vez más me alejen de ellos, apartándome de todo y de todos, y si el infierno y el cielo se encuentra en este paraíso tan complicado, entonces capaz que aquellos que somos diferentes queriendo conciliar una paz inexistente, seamos ángeles caídos que nos rebelamos ante un ser supremo que a veces solo no hace nada porque está cansado de que la humanidad solo lo busque cuando más lo necesita y no todos los días como debe ser, y por eso estamos aquí para rebelarnos en contra de la blasfemias, en contra de la humillación, y en contra de la maldad del hombre, combatiendo una guerra que ha sido por siglos y generaciones y que muchos no ven porque simplemente no se han confesado ante el reino de la verdad y muchos menos se han comprometido en seguir peleando contra la maldad las veces que sean necesarias; y cuando salgo a la calle a caminar entre la sociedad, a veces me pregunto, - ¿Quién me acompaña a cenar esta noche dentro de la humanidad controlada, siendo un ser despierto desde mi soledad, porque no todos ven la realidad a como realmente es, sé que existen como yo, pero están tan alejados como me encuentro yo de ustedes, apartado de todo y a la vez estando con todos, llevando un mensaje a como dé lugar para aquellas conciencias que están dormidas y necesitan despertar ante que todo acabe en el infierno en el cual ya vivimos”.

Y así con este pensamiento reflexivo que hice desde mi alma doy inicio a lo que será este escrito:

Muchas veces la humanidad por millones de años se ha dejado manipular y controlar por quienes tengan el poder de hacerlo, pues ellos saben que si la verdadera esencia de ser solo humanos la llevaran a la conciencia de su gran existencia dentro y fuera de esta realidad tan distorsionada hacia el dominio de controlar tu mente, hasta incluso de instruirte qué es lo que necesita tu propio espíritu y peor aún, tu propia alma, pues ya no tendrían cómo opacar o pisotear a la humanidad si tan solo se dejaran llevar por aquellos que han tenido la osadía de despertar el verdadero ojo del ser etérico y rebelarse en contra de lo que está mal, me refiero, a ese ojo que tenemos en nuestra glándula pineal, ubicado en nuestro cerebro que es un computador totalmente natural, poderoso e infinito, y esa visión es que lo que muchos llamamos “el tercer ojo”, uno en el cual si logras hacer conexión con el podrás conseguir el camino hacia lugares que al principio serán oscuros, sombríos o temerosos, porque para poder ver la verdad “casi absoluta” (porque “la verdad absoluta” es imposible de verla, pero si se puede sentir y expresar como algo de un todo) debes atravesar muchos laberintos, perderte por un bien tiempo, alejarte de todo sabiendo que llegó la hora de enfrentarte hasta con el que menos tú piensas (donde quizás el amor en todos sus aspectos puede jugar un papel importante de permitir ciertas cosas que no deben adaptándote un poco para luego aceptar ciertas cosas y después cambiarlas hacia la manera en que deben ser, o tristemente y fríamente romper hasta con aquello que puedes amar con toda tu alma, ya que es parte del sacrificio del despertar), y seguir en ese laberinto viendo a todos lados con ojos de guerreros, y pelear con demonios, monstruos y bestias cuando quieran eliminarte, porque el objetivos de ellos es hacer que tu fe desaparezca al igual que tus ganas de ver la verdad, porque esta tiene que ser incinerada para que no la alcances y no puedas llegar a la meta de tener la capacidad y la voluntad de entender y comprender lo que sucede todo el tiempo, porque sencillamente estos entes malévolos no quieren que tú puedas ver más allá de los hechos que se transitan con total planificación y propósito, y es que el único propósito de ellos es convertir a la humanidad en algo que no son como si fuesen títeres dentro de un teatro para quienes gozan de la desgracia de la perdida de la esencia humana, sin que tengan pensamientos o criterios libres ante aquello que solo quieren llevarte a una vida material y superficial, dándote cada vez más muchas comodidades, tecnologías y entretenimientos, y es ahí donde necesitan a un gran rebaño mundial para que solo se disfracen de ovejas en una gran industria llamada “Nuevo Orden Mundial”.

Parece mentira que la sociedad se encuentra perdida desde hace miles de millones de años, y dentro de estas oscuridades ellos creen que todo está bien, que el mundo no ha cambiado (aunque por dentro en lo más profundo de su ser saben que no es así, saben que existe algo que está mal y que debe cambiar, empezando por ti mismo, en tus aprendizajes, en tus creencias, y en tus ideologías, y por quienes te rodean que hasta te pueden llevar a la falta de ser consciente de todo lo que pasa en tu círculo social y dorado, entre lo bueno y lo malo, y solo sigues ahí contaminándote con una vida cotidiana sin lograr que el ciclo de cada momento vivido sea de otro color diferente), pero luego estas personas cuando terminan con ese pensamiento siguen con sus vidas como si nada, y no se dan cuenta que quienes predominan en el mundo son aquellos que solo quieren tenerte preso en una jaula que ni siquiera ha sido cerrada, sino que te la venden como la mejor idea de que tú puedas cantar como un pájaro de lo más feliz mientras y cuando te sientas parte de la sociedad contagiada y manipulada por solo lo mundano y lo pagano, porque puedes vivir plácidamente a pesar del estatus social que tú puedas tener (porque según ellos si trabajas lo suficiente dejando hasta tu alma entonces podrás comprar lo que quieres, pero jamás te preguntas que la verdadera esencia humana no tiene precio, sino que es todo lo contrario, es gratis, pero hay un sacrificio por hacer si quieres volver a convertirte en un humano que alguna vez perteneció a esa creación que fue tan libre como el poder que nos dio el ser supremo de estar a la elección del “libre albedrio”, uno en el cual lo que ha hecho es más bien es que este mundo donde vivimos ya no sea ni la muestra de aquella maqueta ante que fuera creado, y eso fue parte del creador, un sacrifico que hizo de dejar el mundo en manos de la misma humanidad, poniéndonos a prueba para ver si elegíamos ser libre con amor y no libres con perdición, porque si la humanidad hubiese elegido ser libres con amor, siempre seríamos el virus que será atacado para toda la vida, y de paso alejado de la sociedad de aquellos que te aman porque simplemente has cambiado), pero que triste es saber que tomaron la elección inadecuada. 

Resulta curioso que cada vez mas todo se pone difícil a nivel mundial de poder alcanzar las cosas que se quieren, y más aún si se trata de la sabiduría que nos lleva a querer ser solo libres a través de nuestra conciencia, porque ellos “los malévolos” no quieren que tu pienses distinto o que seas un virus en su propio sistema, uno en el cual se muestra como un diseño de un mundo que no es real, y mucho menos de que tú puedas lograr las metas que te has propuesto desde cualquier lugar a donde vayas siendo netamente libre en todo lo que eres, sin que nadie se interponga en tus caminos, haciéndolo a tu manera y quizás con ayuda de aquellos que puedan ser como tú, abrazar el aire de la libertad, besar los pensamientos de los criterios propios, de hacer el amor mentalmente con aquellos que ven el mundo diferente para decirles que también hay bellezas una vez que logran salir de sus jaulas, de no tenerle miedo a los abismos y dar siempre el salto de fe cuantas veces sean necesarias, porque los tesoros de la sabidurías y del despertar a veces se esconden entre las cuevas de las montañas, y para eso debemos solo saltar ciegamente con la fe puesta en nuestra alma y ver qué pasara más adelante, sin pensar mucho, es más, sin pensar nada y solo hacerlo, solo vivir el momento de cada verdad y de cada realidad acompañada con la imaginación y el sentir de que el amor tiene que volver a brillar entre todos los humanos, porque es lo único que aún nos queda como la mejor herramienta para ver el mundo tal cual como lo fue al inicio de la creación, más que una superficie terrenal flotando en un universo infinito, es el hogar que tenemos mientras estemos aquí en este primer de viaje de otros hogares que quizás podamos conocer si abrimos nuestra mente a todo dar, sin miedo a nada, sin detenciones, sin que nadie nos intimide, nos impida, nos opaque o nos aplaste con sus dominios y controles, porque ahí está el secreto, rebelarte ante aquello que sabes que no es así o no debe ser así, siendo la voz de los débiles y de los que no se atreven a querer alejarse de una sociedad ya fulminada por la falta de consciencia, no es fácil ser un ser despierto, pero es hermoso tener la hazaña de ir en contra de lo que está mal, pero siempre empezando por ti, y luego tener la tarea de invitar a los demás con sabias palabras de que también puedan conocer la realidad distorsionada pero con solo la belleza de lo que alguna vez fue, para que tengan una idea de que si debemos tratar de rescatarla a paso de guerreros sin nada a que temerle en este mundo, sin nada que nos ate o nos detenga, porque quienes tienen el control no quieren que tú puedas tener tu propio control, ellos solo te quieren ocupado y lleno de cosas innecesarias, a decir verdad solo te necesitan porque eres una batería para una linterna donde jamás podrás ver la luz, porque estas escondido dentro de un tubo donde no hay irónicamente “la luz” a la cual tú eres su siervo, porque estas muy adentro dándole solo tu carga energética que necesita el sistema mundial, y no estás afuera viendo esa luz que pudieras aceptarla si decides dejar de ser batería de alguien más, una luz que puede salir desde la chispa energética del gran poder que tiene tu hermosa conciencia como un ser único, especial y espléndido, pero si no abres tu mente, si no ves con ese tercer ojo solo seguirás siendo una batería para dar energía a algo que no es tuyo, porque ellos solo te utilizan, porque tienes que solo trabajar, laborar, para llenar los bolsillos de quienes siguen manteniendo a una humanidad pisoteada que se ha enfatizado a darle más prioridad a lo material que a lo espiritual, pero tristemente según la humanidad es un mal necesario, porque el hombre desde sus inicios sintió que debía pasar así por alguna razón de una conciencia que se perdió cuando creyó que hacía falta hacer algo más para elegir entre la cordura del amor y la razón de la mente, sabiendo que esta puede ser manipulada para el servicio de otros o incluso para eliminarla por si ya no es funcional para el objetivo de cualquier plan malévolo, y más aún en esta época donde la población es demasiada según ellos y tiene que ser eliminada de alguna manera, cuando el que debería decidir eso es el mismo ser supremo, y peor aún, que no te des cuenta de no tener conciencia y mucho menos ser consciente de lo que pasa alrededor de tu vida social y personal, presto que la idea es mantenerte dormido y que solo cumplas el papel que alguien más escribió para ti y que actúes en una película que ni siquiera tú fuiste el guionista de tu mismo libreto para saber qué era lo que iba pasar, y cuando sigues mirando el libreto eres tan nefastamente manejado que aun sabiendo que no debes hacerlo sigues actuando y sigues permitiendo que todo sea a como ellos quieren, porque sigues con la idea de formar parte de algo porque sencillamente te atemoriza quedarte solo si logras escribir tu propio libreto aunque algunos no estén de acuerdo y así actuar en una obra donde quizás seas un ejemplo a seguir para esta nueva generación que se está formando lamentablemente con una realidad tan vagamente idiotizada y estúpidamente sin cordura, lógica o razón alguna, donde el amor ya no entra en esa película o en esa obra que pudiera ser tuya si decides cambiar.

Una vez que decides sacrificar lo que una vez fuiste, mirarte ante la espejo de lo que tu reflejas, de cambiar totalmente desde la raíz, de querer ver el mundo con ese tercer ojo, de adéntrate a los caminos de esos laberintos tan perdidos y tan confusos, de ver el amor en su gran infinidad, de morir internamente y renacer entre las cenizas, de desaprender para aprender lo nuevo pero esta vez con tu propio criterio, de llorar todo lo que sientas por ti, por los demás, por la sociedad, de perdonarte por esa vida ignorante que tenías de no atreverte a querer ver lo que los despiertos ven, por negarte a ver la magnificencia de la creación, de gritar, de expresar, de pasar días escondido reflexionando sobre ti y sobre los demás, de sentarte en tu cama analizando todo lo que una vez pudiste ser y que sabes que algunas cosas no estaban bien, rasgando desde tu alma existente lo que nunca debió haber estado, de tirarte al piso en posición fetal para ir lentamente creciendo como un bebé que se desarrolla cuando sale del vientre de la madre vida e ir siempre hacia nuevas experiencias que solo te llevaran a los conocimientos realmente necesarios, de ver que te quedaste solo por ser como eres, un ser especial que decidió atender el llamado del universo para convertirte en alguien despierto dentro de una sociedad dormida, pero sabiendo que muchos están como tú, solos y renaciendo y transmutando, un proceso muy difícil que pasaras entre las alegrías, las nostalgias, las melancolías, las tristezas, los recuerdos de esa vida que antes llevabas superficialmente en ese holograma, y las ganas de seguir luchando para jamás retroceder, sin que nadie te pueda corromper para que dejes la loca idea según ellos de ser “solo humano”,  de seguir mostrando las verdades que vas descubriendo, y todo esto te lleva cada vez más a un alejamiento, inclusive pudieras estar acompañado y a la vez sentirse solo, hasta que decides irte por completo porque ves que eso ya no forma parte de ti, no porque te creas alguien superior, sino que plácidamente te diste cuenta que para ver más allá de lo visible tienes que sacrificar muchas cosas, como quitándote tu propia piel para regenerar una nueva, sin perder el sentido del amor, de la gracia, de la imaginación, de la ilusión, de la fantasía, de los desdoblamientos hacia otros mundos, inclusive de las poesías, de las pinturas, de las esculturas, de los colores que embellecen y alimentan a nuestro corazón, de quienes escriben historias mágicas, cuentos de amor, de quienes hacen música para rescatar la importancia de poder amar y ser amados, y de amarnos entre todos, porque dentro de cada imaginación de cada quien que pueda hacer arte hay alguien que trata de hacer razonar a quienes aún solo viven netamente de su realidad, una realidad controlada por quienes quieren tenerte como un títere y no como un humano, como un robot y no como una esencia real y primordial, como un integrado de una tarjeta que forma parte de algo que está sistematizado y no como alguien que vive sin ninguna disimulación escribiendo su propia obra, y es que ahí está el verdadero sacrificio de lo que sería el despertar la conciencia, del espíritu libre y del amor en todos sus ángulos, y solo a veces tendrás que pasar por toda esta faceta tu solo, no habrán acompañantes, es un compromiso que te haces contigo mismo, sabiendo que no puedes corromperte ante aquello que solo logra distraer tu mente, pero jamás permitir que el amor deje de entrar en ti, lo necesitas, nunca lo olvides, necesitas del amor como te sea dado, solo recíbelo, solo abrázalo y disfrútalo como parte de tu despertar, porque justamente eso es lo que necesita la humanidad para cambiar y proteger al único hogar que por ahora hemos conocido, nuestro amado y hermoso “Planeta Tierra”.

Así que querido lector, saca la luz que hay en ti para iluminar lo que los guías espirituales, maestros ancestrales y seres de luz te habían puesto como prueba, ya que los seres terrenales cuando dan inicio al enlace inequívoco con el ojo del universo que se haya en su mente ligado con el corazón es cuando empiezan a ver el mundo diferente, entre la verdad, la belleza y las mentiras disfrazadas como la única verdad, lo que algunos llamamos “hologramas”,  y una vez que logres entrar a esa conciencia diferente de ver netamente la realidad en su más fina y ruda crueldad, empezaras a ver algo que jamás imaginaste, porque solo te la pasas teniendo una vida que sin saber hasta ya te la habían planificado si tan quisiera estar consciente de que eso pasaba, de tener voz y voto para tu poder elegir lo que tú querías hacer con tu vida, solo que cuando tuviste la oportunidad de hacerlo ya estabas aprendido con todo aquello que nunca pudiste desaprender para luego comenzar una nueva historia de ti mismo, como agarrando el teléfono de ese llamado a despertar por parte de algo magno, algo supremo, algo universal que viene desde otra existencia de esa conciencia que esta despierta y te da un aviso de que debes cambiar para mejor y formar parte de ese club de personas que se sienten diferentes y a la vez como fuera de la realidad, porque ven otra realidad verdadera, la más pura y cruel e irónicamente muy bella, sabiendo que a lo lejos está el paraíso del edén perdido, ahí está la verdadera belleza que “los malévolos” ocultan, ese es el objetivo a alcanzar, traer eso de regreso a ese paraíso al mundo en que vivimos, y luego mostrárselo a la humanidad para que vean que aun vale la pena ser “solo humano”, y una vez que puedan vivir sus vidas con la visión del tercer ojo de su mente y abrazarlo con toda la esencia que define al humano, podrás comenzar a ver un mundo totalmente distinto, pero lamentablemente te inculcaron informaciones que nunca pudiste rechazar o criticar, porque al parecer quizás no tenías derecho o aun no creías que era el momento de refutar todo lo que simplemente no te convenía, y es ahí cuando te van lavando el cerebro, hasta de la forma más amorosa desde esa crianza que te pudieron dar tus padres o quienes cumplieron el papel de responsables desde que eras un niño inocente, hasta en la educación de tus casas de estudios que te metían informaciones necesarias y otras que pareciera que más bien fueran adoctrinadas, y de paso esas experiencias que has tenido con la realidad donde todo lo que aprendías formaba parte de un plan de quienes dominan a la sociedad, pero ya sabemos todos que el mundo ha cambiado, y tú sigues igual, hasta que algún día logres despertar. Que el Gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón, bendiga todo tu ser y te glorifique siempre hacia una mejor vida de la que puedas tener ahora, un abrazo! 

Atte. Prof. Miguel Orellana. 

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 1 mes · 12 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 14.

El abandono del amor propio en el ser y el redescu ...

hace 2 meses · 12 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 13.

La dualidad que existe entre la razón de la pacien ...

hace 2 meses · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 12.

La complejidad de nuestra conciencia entre si resi ...