Miguel Orellana

hace 4 meses · 13 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 08.

Ln

   
      

 

L N22
2 nan il
Dot Swe ny

Las ideas de la cercanía que te propone tu ser interno hacia aquello que a veces ignoramos por el hecho de darle más importancia a nuestro yoísmo que el de aplicar la alteridad hacia todo ser viviente donde podremos interactuar e intervenir para mejorar su situación o incluso mejorar la nuestra, según “El Método Orellana” (Volumen IV).

 

Bienvenido:

 

El individuo se ha formado una “idea” desde el momento en que se encuentra en su desarrollo biológico y a su vez con todo lo que concierne a las condiciones limitantes o no limitadas con respecto a las situaciones emocionales, sentimentales, espirituales, universales y muy en lo particular en lo etéricamente actuando como receptores y transmutadores, estas ideas tienen que ver con su relación personal y con la sociedad que lo circunda, pero todo dependerá de lo que ésta persona siempre esté buscando o esperando, las ideas siempre llegan a la mente sea porque las creamos a través de un momento idóneo donde vivimos alguna experiencia o vienen como mensajes de algo más allá que a veces nos cuesta creer, quizás sea de tu otro ser universal que se encuentra en otra realidad paralela a la que vives, sea porque tú estás recibiendo una información de ti mismo en un futuro que todavía no has vivido existencialmente pero que de alguna forma ese “ser que eres tú” trata de comunicarse contigo para darte lo que necesitas para llegar a los objetivos que te puedan beneficiar en ese futuro “incierto vs cierto” donde tu realidad consciente aun no es meramente consciente de lo que “tu otro ser” está haciendo por ti mismo, es decir, “es tu yo consciente espiritual desdoblado en un tiempo reflejado a través del quiebre del espacio y líneas temporales”.

Las personas viven o se desviven de las ideas, ya que todo lo que tenga que ver con ellas se puede confirmar, lograr, contradecir, sumar, restar, dividir, multiplicar, alterar, alternar o desvariar todo lo que se relacione con esta virtud nata de la mente o habilidad momentánea del ahora consciente, presto que ella es infinita y a su vez se puede esparcir, desdoblar, estirar, achicar, cortar, alargar, anudar, soltar, hacerse invisible o visible, y esto puede variar dentro de las necesidades de cada quien y de cada sociedad o en la sociología global, estas ideas pueden traer excelentes noticias, malos ratos, beneficios personales, alegrías, tristezas, amarguras, tormentos, motivación, desánimo, atracción, entre otros elementos que se ligan o juegan papeles muy importantes en todo eso que nos define como ser vivo, como esencia humana, como simple humano, como persona, como individuo, como “el soy”, como “el yo”, como “el otro” y como “los demás”. Es importante recalcar que las ideas son aquellas en las cuales predomina mayormente sobre los comportamientos y las conductas a través de los hechos que se haga para obtener cualquier resultado positivo, negativo o intermedio, sea en lo personal o hacia lo externo donde nosotros estemos inmersos o no en la vivencia donde podamos vivir el día a día, a cada rato nos las pasamos imaginando, soñando y creando, a veces no estamos consciente de que lo estemos haciendo, pero el subconsciente e incluso el inconsciente está todo el tiempo trabajando sobre eso que en cualquier instante te llegará para que luego puedas aceptar, modificar y aplicar, y es ahí donde todo se conecta de una forma extraordinaria para que puedas expresar cualquier idea que pudiste obtener por ti mismo gracias a los motivantes que hayan participado, es otras palabras, estos excitantes se producen a través de una visión de algo (real o no), una experiencia vivida (dentro de la variedad de las dimensiones universales), un sonido (proveniente de un ambiente, espacio, o lugar de tu mente, espíritu o del alma) o un sentir de lo que ves y tocas (conexión, unidad y lazos), y fuera de estos motivantes también se encuentran lo que están a tu alrededor, todo eso que pudiera estar o no dentro de tu “círculo social”, ese en el cual se ha convertido en una especie de hábito o denominador común cotidiano, donde pudieras anclar tus raíces porque te sientes bien o simplemente estar a la deriva donde un árbol puede moverse de un lado a otro sin necesidad de crear apego o aferro, sino que solo está ahí porque le conviene y porque se siente agradable y todas las condiciones ambientales por ahora están manifestándose para su propio bien y beneficio personal más sin saber si esto realmente puede ser algo bueno o no para lo demás (conocer, interactuar, intervenir e intercambiar), lamentablemente es una lucha del “yo” y de “lo que debería ser” para ese círculo social en el cual a veces te adentras o simplemente tratas de apartarte porque no quieres interactuar o intervenir sea por desinterés, dejadez, falta de conexión, abrir las ventanas de tu ser interno o porque aún no te conviene estar en ese espacio, pero justamente en esos momentos es donde las ideas pueden convertirse en algo que llenará las expectativas o meramente cumplir con lo que se espera, pero que nunca lo sabremos si no estamos dispuesto a poder entrelazar por un instante esos cordones que sirven para servir o ser servido a través de las energías que creamos y compartimos, al igual que otros aspectos de las ideas es establecer los vínculos con otros seres vivos o en este caso con otros individuos donde viven su propia vida sin impórtales las de lo demás, sino que demuestra una cierta preocupación por “oír” mas no por “escuchar” sea a través de sus propias ideas, pensamientos, criterios, historias y experiencias de las que estas personas pueden tener acerca de lo que ha sido su vida en los años donde por ahora de alguna manera ha podido vivir o sobrevivir a circunstancias que los llevo a ser “como es” si aún saber si todavía existe ese “yo” que era mejor o peor.

En todo lo que hagamos siempre estarán presente las ideas y su relación con nosotros será para toda la vida mientras aun tengamos las ganas de estar presente en este plano existencial que llamamos tierra, para luego imaginarnos que cuando la maquina corporal que nos ayuda a sostenernos en este viaje que vamos experimentando aquí en este lugar le llegue su fin podamos entonces estar preparado para atravesar ese espacio de luz del ser supremo para llegar a lo que tanto habíamos pensado (ideas variantes bizarras) una vez que el tiempo se nos acabe, y así como solemos de vez en cuando imaginarnos este escenario (normal dentro de lógicas y poco uso habitual), es porque la idea de la muerte suele predominar mucho más (aunque digas que no) que con la idea de vivir (como debe ser) mientras tengamos las oportunidades de hacerlo, solo que la humanidad siempre espera a que algo fuerte pase cercano a ellos o les suceda de forma muy personal para que exista algo como motivante o se encienda la chispa de esa llama que dará el fuego para luego alumbrar los caminos que aún nos falta por recorrer, ya que parece mentira que la mayoría de las personas suelen vivir más cuando están al borde del peligro que al borde de la paz, tranquilidad y serenidad, porque les encanta estar entre la zozobra y las inquietudes, y puedo apostar que si este mundo llegara a tener algún día una paz completa, el humano no la soportaría (que ironía, porque se la pasan buscando esa paz tanto para su ser interior como en todo lo que los rodea), viven de las ideas de cómo sería tener una paz absoluta, pero les atemoriza que dicha paz traiga un silencio total, porque creen que dentro de esta estabilidad mental, espiritual y emocional de tener al fin una idea realizada y desmesurada sobre la paz interna y externa no se pueda escuchar los sonidos de la vida que nos alimentará en todo a lo que concierne a “nuestro yo, nuestro ser, nuestro soy y nuestro yo exterior junto con aquello de la alteridad de los demás” como algo realmente visto, palpado y sentido, pero esto no pasara, “lo de la paz”, no por ser negativo, es ser realista, la paz trata más en lo personal que lo impersonal, y con todo esto va relacionado a la forma en que veamos las cosas, el cómo suceden dichas cosas y el cómo y por qué esas cosas tenían que pasar de dicha manera, pero si no nos atrevemos a querer averiguar nunca sabremos las respuestas que puedan satisfacer nuestras inquietudes o al menos complacer nuestras diferencias y llegar a una muestra sentida de lo que sería dicha paz, es ahí el dilema si preferimos adentrarnos en algo que no queremos o si solo apartarnos de ese camino porque la maleza del monte está muy alta y nos da flojera cortarlo para ver qué es lo que esconde dicha naturaleza de ese espacio que por ahora se hace secreto o visto de alguna forma como muestra y simplemente no vamos a esos ambientes por las ideas que algo o alguien te pudo haber dado; y así como esto suele pasar también sucede que dejamos a un lado la vida de los demás, las ideas de los demás, los pensamientos de los demás, la historia de los demás, y las experiencias de los demás, pero todo esto va atado con la mano que no sabe medir la balanza perfecta si solamente tu como persona no averiguas si sus ideas puedan estar sumergidas hacia tu propio bien, propio beneficio, propia vida, propios pensamientos y sus propia forma de crear una filosofía que puede ayudarte hacia eso que buscas sea para evolucionar o también sea para ayudar a esos seres que tienen una gran capacidad de ideas para todo pero que no las sacan a la realidad porque les falta dichos motivantes que ya hablamos anteriormente.

Nosotros como humanos estamos casi en la obligación de poder conocer otros puntos de vistas, perspectivas diferentes, criterios incluso distintos a los nuestros, experiencias basadas en hechos reales o irreales que puedan tener total raciocinio dentro de la locura mental y la cordura de la conciencia, porque no todo se trata de nosotros, también se trata sobre aquellos y ellos, es tener la mente abierta y el corazón protegido para formar parte de algo fuera de nuestro pensar, sentir y palpar, me refiero a la “cercanía”, “la cercanía en el individuo es aquella que se ve como una destreza que creamos si solo estamos presto a poder ver, escuchar y sentir lo que otros seres vivos tengan que mostrar porque es algo que les hace falta (sean cerrados o no), dicha destreza de acercarnos nos puede ayudar para algo que estemos buscando y a su vez también podremos complementar lo que otros buscan, sin importar que el plazo de la vinculación emocional y/o sentimental que pueda crearse entre ambos seres vivos o en su amplitud general dentro de la sociedad del individuo sea de corto, mediano o largo período de tiempo; la cercanía es la que por siempre podrá entrelazarnos (dependiendo del factor beneficio-interés o experiencias de estar presente) para crear, modificar, cambiar o eliminar las ideas de todo lo que se haga en esta vida, la idea de la cercanía es que esta pueda ser útil para algo que se espera confortable, cómodo y necesario, a su vez dichas ideas también pueden disolverse (si así lo decides) solo si fueron impuestas (y no te conviene) en nuestras mente sobre algo o alguien que las haya colocado de forma hipnotizada (personal o social), es decir, “desaprender para luego aprender”, también algunas ideas fueron aprendidas en el desarrollo o creadas por nosotros nada más por dejarnos llevar desde las afueras de las cercanías que nunca quisiste llegar, a fin de cuenta, la cercanía es una habilidad que siempre tenemos que tomar en cuenta para nuestro día a día y así poder surgir nuevas ideas de algo que queramos hacer o de algo que eliminemos porque por fin pudimos acercarnos a lo que tanto solíamos alejarnos”. 

Durante nuestro encuentro con el mundo exterior a veces solemos encerrarnos solamente en nuestra opinión, nuestra forma de ver la vida y que si no es así como nosotros queremos a que sucedan las cosas entonces nunca la vamos a aprobar, sin saber si esto puede ser algo bueno o malo, por una parte está muy bien que quieras imponer de cierta forma rara tus puntos de vista, pero tenemos que estar bien claro que también hay que tomar en cuenta los puntos de vista de los demás, es darnos la oportunidad de pertenecer a algo más fuera de nosotros, aunque sea por prueba y curiosidad, porque si solamente creamos una idea del “yo interno exagerado” y del “soy así” y del “ser interno falso mas no del ser espiritual” y lo llevamos a un nivel exagerado lo transformaremos en eso que es totalmente erróneo, me refiero al “yoísmo”, porque cuando se llega a ese estatus mental y emocional te vuelves una persona ególatra, insensible y con el sentido de superioridad que según tú no es así, pero a su vez tu afirmas sin querer queriendo y sin querer diciendo que “nadie es mejor que tú”, porque según tú “eres una persona perfecta y lo sabes todo” o algo más cómico “tienes todo el tiempo la razón”, pues esto tiene que cambiar, porque simplemente vas por la vida caminando con ese orgullo fuera de lugar y que todo tiene que hacerse a tu manera, y defiendes a capa y espada tu “yo soy así-no cambiaré, yo seré así porque está bien, yo no tengo nada que modificar”, cuando en realidad quizás existan una, dos o miles de cosas de las cuales tienes que cambiar, porque somos perfecto de cierta forma en creación, ya que se han visto casos de mucha deformación cuando pasan los nacimientos (pero esto es otro tema de intensidad), cuando digo que somos perfecto en creación es sobre la idea de que ese ser supremo que nos hizo a su imagen y semejanza según la teoría de los milagros de las ideas creativas para que existamos en este mundo y vivamos las experiencias necesarias, y con todo esto nosotros no podremos ser superior a él, a ese gran creador que nos dio el chance de vivir, de aprender, de experimentar y de “acercarnos a todo porque justamente es muy necesario”, y es aquí donde tenemos que tener presente que nos hace falta “unirnos más para saber más”, no todo conocimiento se podrá obtener de libros, revistas, películas o documentales, el conocimiento mejor aprendido es aquel que se pueda vivir en carne propia, es estar abierto a que debemos soltar y tirar a la basura “el yoísmo” para estar siempre atento a las invitaciones que nos hagan para ese “círculo social” en el cual podremos interactuar con otras mentes y otras emociones, por más que según nosotros ellos puedan tener ideas equivocadas, erróneas o fuera de la realidad, es bueno dejar que se expresen porque algo de las tantas palabras que tengan que expresar quizás exista una o muchas que te puedan dar la idea de dudar, buscar y hurgar algo que te hizo “ruido”, es decir, ese momento donde tu creías que por ejemplo el árbol siempre se pinta mayormente de color marrón el tronco y las plantas de verde, pero entre esas palabras que escuchaste de la sinceridad o la falsedad de quien te dijo algo sobre su historia de vida pudiste darte cuenta de que existe un árbol donde el tronco es de color violeta y sus plantas es de azul tirando a rojo y fucsia, en ese momento pudiera ser que descubriste algo nuevo, interesante y que ahora te servirá como motivante para ver si eso es cierto o no, al igual que la cercanía con ese grupo de seres vivos dentro de ese círculo social algunos te verán como su salvador, su aliviador, su paño de lágrimas para desahogar todo que tengan que decir, también te pueden ver como algo que los ayude para obtener nuevas ideas de su misma vida y cómo vivirla, no es que tú le digas cómo hacerlo, es que simplemente por las palabras que tú puedas decir les sirvieron a ellos para tener una idea más clara y precisa de cómo empezar a tener una mejor vida, porque a lo mejor estaban estancados y solamente necesitaban un empujón hacia el abismo sin importarles que exista un río que amortigüe su caída y luego dejarse llevar por la corriente o luchar en contra de ella dependiendo de lo que les diga su ser interno y sus mensajeros del futuro (intuición, presentimiento y corazonada), a su vez en este mismo grupo de seres vivos tu puedes encontrar lo que tanto estabas esperando tener, quizás en algún momento de esa conversación con esa persona o cualquier ser vivo empezó a formarse algo en ti que te ayudara a conocer una nueva versión de lo que pronto te convertirás, o algo nuevo de lo que tú quieres hacer, o enfrentar los hechos que te hacen ser como eres y que si existe algo que debes afrontar o despegar o incluso renovar para luego mejorar pues entonces gracias a las cercanías que tuviste con esos seres vivos que tanto te alejabas porque alguien formo una idea errónea sobre ellos si aún conocerlos es que podrás continuar tu camino cortando la maleza sin temor a nada y viendo la vida desde otra forma, porque en algún periodo que viviste o que vivirás quizás esa vista estaba o este nublada y solamente era lo que tu decías o lo que dirás (sabiendo que ahora hay algo nuevo),  y es aquí donde cambias de parecer y ves que no todo es según lo que parece, siempre hay algo más escondido que no sabemos dónde está y tampoco se mostrara a simple vista, sea bueno o malo, pero todo tiene su razón de ser y es por esto que debemos tomar “el yoísmo” y eliminarlo para toda la eternidad, él no es bueno, porque si solo vivimos según a nuestras necesidades, nunca podremos ver las necesidades de otros, lo que callan, lo que quieren, lo que desean, lo que esperan, pero no todos tienen las agallas de dar pelea, y es ahí donde tu papel es importante y es obligado, que no te de miedo adentrarte a lugares donde no compartan tu opinión, más bien es interesante escuchar todas las palabras inadecuadas porque quizás alguna de ellas sea de nuestro agrado o nos haga ruido para luego investigar si eso tiene algo de raciocinio.

Así que querido lector, desde este momento te invito a que puedas adentrarte a otros círculos dorados fuera de ti, es bueno siempre poder escuchar otras ideas, otros pensamientos y otros puntos de vistas que sin importar que tengan lógica o no simplemente dejemos que fluyan sus palabras, hagamos silencio y solamente sirvamos como escuchantes, porque si oyes nada más pues entonces no estás prestando atención, muchos necesitan sacar la basura de su interior y no saben cómo hacerlo, muchos necesitan de alguien que los aliente y no consiguen aire, muchos necesitan de personas que los guíen mas no ven al maestro, muchos necesitan hablar desde su alma para expresar lo más puro que tienen guardado en toda su esencia humana y universal mas no ven quien los ayude a sacar eso que reprimen porque les da miedo “el qué dirán” de los demás, te repito, no todo es sobre ti, también se trata sobre aquellos, y es por eso que estamos en el deber de conocer, experimentar y sentir lo que aquellos necesitan desprender para luego conectar con algo nuevo, y eso es totalmente vital para la creación de nuevas ideas, para cómo vivir, como hacer algo mejor, como hablar, cómo comportarnos y cómo hacer las cosas que por más que sean crudas y fuertes se convierta como algo normal, justo y necesario para crear nuevas ideas que hagan que su mente y su corazón mantengan la paz que muchos necesitamos, al igual que tú necesitas también de muchos para que tú puedas cambiar y mejorar lo que tanto te pueda estorbar la vista hacia eso que por ahora te niegas a ver y sentir, como dije anteriormente, “somos humanos y somos perfectos en creación, mas no de lo que pensemos, hagamos o experimentemos, pero todo siempre sucede por algo, la cosa esta, es descubrir de alguna manera por qué ese algo es que llego a pasar”, quítate tú yoísmo, elimina tu ego, desecha tu orgullo desmesurado, y prepara el mejor trago de elixir que te puedas tragar para ver la vida de otra forma, tu vida, la de otros y de las que vendrán, porque así podremos intervenir o ser intervenido para mejorar lo que sea necesario, no nos encerremos tanto en nuestra forma de ser, probemos un ratico solo “dejar de ser” para ver cómo es “el ser de los demás”, quizás veamos desde la nulidad algo diferente para luego hacerlo nuestro y transformarlo como una idea de algo propio dándole nuestro toque personal, porque a cada momento estamos viviendo de ideas, pero parece mentira que las cercanías entre nosotros ya no es una idea, es un milagro a que suceda, sea porque vivimos dentro de nuestro propio yo y que si nadie más piensa como nosotros pues entonces no merece nuestro afecto, estima, cariño, amor, empatía y respeto, vamos a darnos el chance de ver lo que otros ven como algo normal (aunque para nosotros no lo sea), discutámoslo, hablémoslo, y lleguemos a un acuerdo, de eso se trata las cercanías, conocer, interactuar, intervenir, mejorar y sentirnos humanos y hermanos de la hermosa creación universal, solo apliquemos la alteridad con todos los seres vivientes, puesto que dentro de la alteridad nos ayudara para poder comprender, entender, analizar y reflexionar sobre los hechos que sucedan en el entorno en que vivamos o fuera de el a través de esos círculos sociales que paso a paso vamos agrandando y que ciertos seres vivos de ellos pueden entrar a nuestro círculo dorado personal porque vimos que a pesar de no ser iguales en comportamientos, palabras y acción, nos pueda también beneficiar de alguna manera interesada o solo espiritual para algo que faltaba o que nos faltaba, alternemos a cada rato y conectemos para que empecemos a ver siempre más allá de nuestros pensamientos y criterios, quizás no logremos cambiar la forma de ser de alguien, pero si podremos ayudarlo o ser ayudado para crear la idea de la duda y ahí surgir una nueva para mejorar lo que se necesite. Que el Gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón, bendiga todo tu ser y te glorifique siempre hacia una mejor vida de la que puedas tener ahora, un abrazo!. 

Atte. Prof. Miguel Orellana. 

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 3 semanas · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 16.

Los Vínculos y los desprendimientos; dos cualidade ...

hace 2 meses · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 12.

La complejidad de nuestra conciencia entre si resi ...

hace 2 meses · 8 min. de lectura

Un Soñador Perdido en El Planeta Equivocado

Un Soñador Perdido en El Planeta · Equivocado · “U ...