Miguel Orellana

hace 1 año · 15 min. de lectura · ~10 ·

Blogging
>
Blog de Miguel
>
"El Método Orellana" (Vol. IV). Artículo número 28 (antepenúltimo).

"El Método Orellana" (Vol. IV). Artículo número 28 (antepenúltimo).

a

La transitoriedad del ser para llegar al desapego de las parafernalias mentales que creamos a raíz de nuestras sombras adictivas entre pensamientos, palabras y acciones como si fuesen un reflejo favorable hacia los otros, uno en el cual nos aprenderán desde el silencio a ser tal y como somos sin que existan equivocaciones, un error fatal que cometemos para hacernos la idea de que si no es así entonces los demás son quienes deben cambiar su forma de ver todo, y no nosotros, según “El Método Orellana” (Volumen IV).

 

Bienvenido:

En este mundo no existe ni habrá “algo igual” a lo que se pudo haber creado, y eso tiene que ser reconocido desde la ímpetu de la verdad, ya que si solo negamos lo que de por sí es un hecho inevitable no estaremos preparados para poder aceptar lo intransferible, porque “el igual no es una realidad, es solo una alucinación de la mente”, así como jamás tocamos nada ya que es la superstición de que nosotros lo estamos haciendo, pero solo es una fragmentación de lo que “y qué” es real, y es lo que el universo te hace creer y permitir como algo tangible, y si nos vamos a otras dimensiones de “lo palpable” entonces todo lo que tenga “cuerpo visible” es secuela de una “imaginación superpuesta cognitiva que tiene su propia conciencia en su par paralelo”; ahora, si nos permitimos mal acostumbrarnos a ver todo desde un ángulo mal visto en una realidad congruente y desordenada de la conciencia de “lo igual” desde afuera hacia nosotros estaremos opacando lo que nuestro “yo inferior” nos quiere mostrar para que veamos otras realidades en base de esos “cuerpos visibles” no vistos por lo común o lo normal, pero si solo continuamos en esa vista de “lo igual” desde “adentro del ser hacia afuera del no ser” sin que se interponga el papel del “alumno vs guía” viviremos atados a la razón de que todo es y será solamente a nuestro criterio que se encamina a la “perfección de lo que debe ser, y de lo que es”, aunado a lo que de por sí no debería existir”, y esta forma de ver la vida nos llevará directo a los cielos del ego, yo superior, y de la vanidad, y esto es lo que mostraremos desde arriba sin mirarnos nuestros pies (humildad) gracias a lo que hemos indagado a la loca resistencia dentro de un encierro hecho por nosotros y no por nadie más, sea por teorías investigativas que hemos realizado o prácticas sobre experiencias intachables, haciendo que nada más la verdad nos pertenezca sin ser reajustada, modificada o cambiada (es así porque yo lo digo), y esto a su vez pondrá una cerradura irrompible para que no se pueda abrir las puertas de nuestro ser interno y dejarnos llevar hacia otras inducciones que vengan desde “otros iguales” o de “distintas consciencias” desde el exterior que tienen infinitas enseñanzas exactas, erróneas y equilibradas justamente para nuestro crecimiento y desarrollo personal, y estas al parecer nos ayudarán a superarnos y a ver otras vistas de la existencia de lo que creemos como algo real, pero estas personas suelen alegar que eso no será lo adecuado para sus conocimientos que por ahora ellas dan como certero e irrefutables, y que si no son así tal y cómo ellas creen entonces todo lo que esté afuera a través del “orden relativo absoluto” sobre aquello que se deja apreciar para ser recibido como una herramienta que luego se utilizará para nuestro favor lamentablemente será desperdiciada debido a nuestras manías de no querer oír, ver y sentir lo que eso quiere regalarnos para que podamos vincular parte de nuestra formación con eso qué es y será siempre ajeno pero que se deja agarrar para que se forme el camino hacia la “transitoriedad” con los desapegos de un todo, porque es ahí donde al fin tomaremos las vistas de que todo tiene un origen para dar inicio a algo, para cerrar un ciclo definitivo y llegue a su fin con total silencio y en paz, y para que entonces desde ese punto de partida se haga otro proceso de realidades nuevas, entre existencias, visiones, percepciones, paralelismo, y sensaciones, y todo esto se dará si desechamos al fuego ese hábito que tenemos de apegarnos fielmente a nuestras creencias del “yo superior” y qué si nada es a cómo lo hacemos pues nada será ya que solamente nosotros tendremos las últimas palabras y estas son las únicas que darán ciencia cierta en dichas realidades propias y propias ajenas, y parece mentira que si no cambiamos esa actitud en este referente de conductas inadecuadas terminaremos vagando en el más vil infierno de la apatía, indiferencia y del desprecio, porque por más que podamos saber sobre cualquier cosa aun el misterio de lo desconocido tiene mucho por enseñarnos, desde su ignorancia más estúpida e inocente hasta su sabiduría sin límites que provocará dolores y sufrimientos en nuestro ser, de los cuales si estamos dispuestos a superarlo veremos otras vistas de lo no igual.   

En esta vida se puede decir que en el término de lo “igual” todo debe ser “exacto”, quizás eso puede suceder como cuando precisamos dos relojes al mismo momento, pero irónicamente según la fuerza energética que tengan estos relojes el tiempo se va desvariando hasta que uno marca las 7:15:01 segundos y el otro diga que son las 7:15:53 segundos, es pocas palabras, paso a paso fueron buscando su instancia en el espacio que los rodea, su propia esencia que los identifica, y su propia originalidad que los hace ser quienes son, porque como toda en la vida algunos se atrasan, otros se adelantan, y habrán quienes estén en el medio entre atraso (involución) y el avance (evolución), pero cada uno está a donde debe estar aunque no lo creas así, solo que todavía estamos reacio a no querer aceptar las condiciones que tiene cada quien para poder hacer las cosas “en su momento” y no al nuestro, sea que estas les cause beneficios o les provoque insatisfacciones, pero recuerda, cada uno tiene su derecho en la forma en que el tiempo pase sobre ellos y el cómo lo utilizan, cada uno tiene su manera de medir su vida en cada momento que transcurra sobre lo que van haciendo, cada uno va desarrollándose según a lo que pueda, cada uno va aceptando su realidad o la realidad en diferentes aspectos del universo a como su mente vaya abriéndose a lo irreal, a lo mágico, y a lo adverso, cada uno tiene el alcance de sus objetivos dependiendo de las herramientas que este disponga, cada uno va despertando su tercer ojo por razones de buenas o malas experiencias, cada uno va creciendo en espíritu cuando vea que es una forma reflexiva y filosófica buena para vivir con total serenidad, cada uno va alimentando su alma con ambrosías que vienen del más allá y que estas están llenas de amor y que las recibe porque se dan cuenta que es la única manera de que todo su cuerpo etérico pueda estar sano en un mundo que es hermoso y cruel a la vez, “cada uno es como es” gracias a un pasado que al paso del tiempo se fue modificando para mejor o para peor, cada uno tiene su propio estilo de pensar, de hablar y de actuar según a sus pocos o magnos conocimientos, cada uno tendrá el chance de cambiar hacia otras versiones mejores, pero no porque otros se las imponga, sino porque ellos lo quieren así y ven que siendo así se sienten distintos y felices; y es que cada uno tiene su “tiempo exacto dentro de lo igual” para aprender acerca de todo durante su vida, y de paso con aquello que le vaya dando el destino y el mismo universo, y es válido que cada uno tenga su momento de gloria para corregir sus equivocaciones, de destruirse y volver a renacer, de abrazar a todos los males que se puedan para así descubrir que ellos tienen el gran poder de alumbrarse dentro de lo oscuro, de las obsesiones y de lo compulsivo que los ciega de tal manera qué hacen de su forma de ser una adicción inequívoca cuando que en realidad están fuera de sí y de toda cordura de lo igual, quedando como única opción el dirigirse a lo transitorio del ser en la vida y en su vida para adaptarse o destruirse para que este pueda pasar al plano de los cambios positivos o en su defecto y mal enfocado a lo negativo aun cuando debía ser así (lecciones), pero sea como sea todos tenemos el derecho de ser quienes somos, porque así como gozamos de ese privilegio de ser libres a través de la gracia del “Creador” también estamos casi en la obligación por nuestro propio bien de dejar salir las parafernalias mentales con respecto a lo que queremos que otros sean para con nosotros, entre pensamientos, palabras y acciones, ya que si solamente nos quedamos apegados a esas sombras que creamos desde nuestro ser y que vivimos regalándoselas a otros porque es a juro a que esos otros tienen que comportarse tal y como nosotros somos entonces tendremos una vida muy vacía, sola, amargada, fría, obstinada y de paso frustrada, y no, eso no puede ser, no existe un igual sobre eso, no es posible que lo permitamos, porque cada uno tiene su tiempo y su momento para ver si esa conducta que tú tienes es buena o mala para ellos, todo no es igual o no debe ser igual a nosotros, ni siquiera el mismo amor como la energía más pura y omnipresente y ciega a la vez,  ya que cada uno entrega lo que quiere, y luego su karma será recibir lo que esta persona dio, pero si te enfrascas en solo regalar tu sombra a los demás para que esta se refleje en otros según tus criterios, pensamientos, palabras y acciones entonces solo pudieras estar creando hasta algo peor sin haberlo pensando un segundo, al principio quizás sea de tu agrado y tu estés feliz porque lograste convencer que fuera lo que tú eres, pero después lo puedes hasta lamentar, ya que de seguir por ese camino sin desapegarte de esas parafernalias mentales de obligar a todo el mundo a que sea lo que tú eres y de que todo tiene que ser tal y como tú lo crees entonces estarás adentrándote a una fantasía de una oscuridad decadente sin chance de ver luz, algo así como cuando pasa con las carreras automovilísticas, todos tienen su posición antes de iniciar, pero una vez que aceleran dependerá de toda la fuerza del carro y de la maniobra y estrategia del conductor para saber si atrasarse, adelantarse o estar en el medio para luego dar paso hacia su premio mayor o lo más importante, hacia su experiencia de haberlo hecho bien entre sus propios conocimientos y prácticas de lo que por ahora el conoce aun cuando este pierda la carrera (no porque otros le dijeron para que lo que hiciera tal y como ellos querían), sino que este lo hizo en virtud de consejos dados más su originalidad durante la acción ; y es así en todo a lo referente de “lo igual”, porque ni si siquiera en las fabricaciones de todo lo que nos venden y con máquinas casi al 100 % perfectas que son robots y elaboradas por el humano irónicamente imperfecto pues estas tienen un esquema que ha sido diseñado e insertado en su programación y basado entre la “exactitud y lo absoluto” de una “supuesta perfección” con el fin de que cada vez que se pueda sacar dichas fabricaciones sea con total “métrica” para que no exista fallo alguno, algo que se repite constantemente y se cree o se hace la idea que desde una perspectiva “normal” (irrealismo) y descuidada (falta de verdad) lo vemos “igual” desde un primer plano de la singularidad, ¿pero?, si nos enfocamos bien a través de la “observación” (rompimiento de la normalidad) llegamos a destruir la forma en que “eso” se veía como “gemelo” (ilusión) y ahora solo nos parecerá como “algo simple” (vista cotidiana) con un disfraz entre la buena similitud y parecido falso gracias a una repetición de “apariencias” de 10.000 veces por cada hora sobre cualquier producto que se fabrique, y este esquema te lo puedo ampliar por medio de otros ejemplos como el de las siembras agrícolas, si nosotros sembramos 100.000 semillas de zanahorias en un terreno de 100 hectáreas, y le damos el sumo cuidado, le entregamos nuestra total atención, le colocamos los abonos que amerita en cada línea recta o curva dependiendo de la superficie del terreno donde se sembró, la regamos con la misma cantidad de agua todos los días, recibe la misma densidad de los rayos solares para darle la fuerza necesaria, le protegemos sus hojas con ciertos venenos que se utilizan para que no sean comidas por algunos animales (sobre todo los gusanos), y estamos ahí dedicándole nuestro tiempo a través de un arduo trabajo sin cesar, y a la hora de la cosecha y llevarla a los lugares donde serán vendidas y luego distribuidas si hacemos una pequeña pausa mientras las miramos veremos antes que se vayan de nosotros que cada zanahoria por más que haya nacido en su “casi perfección de lo igual” una con las otras entre altura, ancho y diámetro podemos ver que desde lejos existe un “panorama uniforme”, la cuestión es que si nos acercamos más a ellas sin nada que nos distraiga al objetivo de ver de manera real y cruda pese a ruidos, silencios o sucesos y volvemos a ser meticuloso en esa observación nos percataremos que ninguna es idéntica a la otra, a pesar de que tuvieron la misma cantidad de todo lo que se le dio diariamente, solo que en esa entrega fortuita de nosotros hacia la siembra que hicimos de la zanahoria fue nada más que nuestra perspectiva de lo ciego (el limbo del tótem vs el vacío de la relatividad) trayendo como consecuencia la filosofía del triángulo sin punta (conversión de los objetos según fallas que se tenían que dar porque así era la única manera en que tenía de poder ser lo que ahora es), y esto se debe a que tal vez si la regábamos con 5.000 litros de agua por día y al siguiente pensamos que volvimos a darle los 5.000 litros resulta que se escapó 100 mililitros y nunca lo supimos (escape de la realidad normal), ya por ahí existe un pequeño error y cada zanahoria por más que se podían igualar entre ellas resulta que gracias a ese “escape” que fluyó por un descuido del productor agrícola es que cada zanahoria nació con su propia esencia en particular, o de repente la densidad del sol no era la misma cada vez que el salía, o la tierra variaba según las condiciones del clima que se genera en ambientes donde un día serán adecuados y al otro totalmente llenos de contaminaciones en el aire, y eso influyó en lo negativo pero con su dual positivo para que cada zanahoria fuese única, entre la similitud con otras pero con distancia de su propiedad esencial (identidad del ser), y parte de esa propiedad se debe a la pureza o a la suciedad de ese ambiente cuando no estaba vigilado sino que en ese momento era el solo contra todo y a su vez idóneo para darle ese toque especial al proceso que hizo cada vez que le echábamos los abonos, el agua, el veneno, y otros cuidados que pudieran existir para dar más adelante las excusas de una naturaleza que nos brinda su arte de transmutarse a medida de lo necesario, y a favor de lo que otra existencia de la vida pueda compaginarse y así crear la originalidad perfecta en que cada zanahoria pudo haber tenido por más que esta se vea casi igual a otras, donde al verlas solemos creer que estas se dieron como algo “invariable”, pero siempre tendrán algún rasgo característicos que las haga ser exclusivas, magnificas e inimitables, y así pasa con todo lo que vemos, escuchamos, olemos y sentimos.

La gente se ha vuelto adictiva a las vistas normales, a los apegos, y a las inquietudes para no estar en la nada, y de paso suelen irse dentro de sus intranquilidades a tratar de llevar a otros a su propio nivel de conciencia, sea que estas estén perfectas o totalmente quebrantadas, y es porque las vistas a veces no son lo que son, o no son los que nos hacen creer que son, un ejemplo que te puedo dar sobre esto es que si por casualidad hemos visto una película 20 veces porque nos gusta mucho la trama que se desarrolla en ella lo más seguro es que la vimos nada más que por verla y lo hicimos desde un plano de lo “sencillo”, “atractivo” y de “interés conocido” porque hay una relación con nuestras conductas y comportamientos mas no de lo “verdadero”, “profundo” e “incierto” sin que haya relación con lo que somos, es decir, solo la miraste por encima mas no viste con total encuadre hacia lo que se esconde o trata de estar como algo “disimulado” a la “no vista de lo real”, y resulta que cuando te dispusiste a verla sin ir más allá de aquello que no se ve a simple vista entonces no tuviste la oportunidad de romper con los patrones que esa película marcó en tu mente desde una sombra que tú mismo le creaste porque era lo que tu querías ver, mas no lo que tu necesitabas ver, ya que solemos rechazar lo que será bueno para nuestra evolución, y la vez sarcásticamente aceptamos lo que será excelente para darle satisfacción a los deseos involuntarios de la inconsciencia directa del cerebro desde un punto no favorable hacia una sola realidad que aún no reconocemos o tapamos aun sabiendo que está ahí, y mientras sigamos con estas prácticas no podremos ver lo que en este caso de la película realmente nos quiere mostrar y/o enseñar, ahora, si la ves una vez más pero con detalle y detenimiento verás que cada vez que la vuelvas a ver notarás algo diferente en ella, como un niño caminando a lo lejos mientras subía una montaña, o una bicicleta en la cual tenía guindado un cartel dando aviso hacia lo que se viene para una segunda parte de la película o era un mensaje subliminal acerca de esas reflexiones de vida que tenemos que pensar para luego llevarlas hacia otras realidades que ocultamos en un rincón lleno de basuras, telarañas y espantos, o un viejo sentado en una esquina de una casa del protagonista principal o secundario mientras se fuma su pipa y viendo al cielo con “cara de sorpresa” (lo desconocido), y puede ser que “esta sorpresa” es que ese viejo es el mismo protagonista pero ya mayor e indicándote que al final todo es transitorio, que así como vienen las cosas también culminan y a veces ni nos damos cuenta de ello, ¿por qué?, nada más porque nos empeñamos a ver lo que nos interese, lo que nos traiga beneficio, lo que sea de nuestro agrado o comodidad, lo que creemos que será bueno, lo que nos traiga siempre alegría, lo que nos aleja de la verdad que duele, lo que nos convenga a tener de nuestro lado mientras y cuando piensen y actúen igual o muy parecido a lo que nosotros solemos ser todos los días, porqué si no es así eso no tendrá el derecho de estar a nuestro lado como una sombra que creamos para ellos (o para nosotros), en otras palabras, se las imponemos para que sean una fotocopia de lo que somos y nos sintamos a gusto con esas compañías, y esa sombra que les incrustamos en sus mentes las diseñamos a raíz de lo que queremos y queremos que así sea, ¿y punto verdad?, ¿con eso basta no?, y en este caso de la película solamente irás notando las cosas que nunca habías visto y que siempre estuvieron ahí gracias a las intenciones de la imaginación de los guionistas y de los arreglos de las cámaras por parte del director entre movimientos y seguimientos para que tú pudieras disfrutar de esa vista que descartabas fuera de lo cotidiano, ya que eso estaba oculto con total planificación por parte de los creadores de dichas escenas, solo que tú ves lo que nada más tu consciencia cree como algo “normal” y que puede soportar, cuando que dentro de lo normal se encubre lo sublime, lo surrealista, lo trágico, lo extraordinario y lo apocalíptico (desapego-destrucción-cambios), que solo nos conducirá a otra prisma de la conciencia.

Así que querido lector, vamos a prometernos y a cumplir a cabalidad lo transitorio de la vida, vamos a quebrar lo cotidiano, lo dogmático, los paradigmas viejos y hagamos algo nuevo desde la esencia de lo que somos, no importa que nos equivoquemos, es normal que eso suceda, lo que importa es que tengamos la intención de aprender de nuestros errores, pero antes de hacer cualquier acto reflexionemos un poco y luego hagamos la acción sin que nada nos distraiga del objetivo que ya nos hemos trazado, a saber de una vez por todas que debemos dejar siempre ir lo que nos hace mal, a querer desapegarnos de las parafernalias mentales con respecto a nuestra manera de ser y que estas no sean interpuestas a los demás como si fuesen sombras que hacemos para ellos y que vivimos regalándolas para vernos en un reflejo que no nos incomode y así permitirnos dentro de una vista inadecuada andar con esas personas que estén a nuestro alrededor y que se dejen manipular por nosotros ya que sencillamente son débiles, y a raíz de eso también tenemos que saber que no estamos en el derecho de querer controlarlo todo, si alguien te dice que esa pared es blanca cuando que tú sabes que es azul déjalo que el crea eso, no desperdicies tu tiempo en cosas inútiles, claro está, tu tratas de corregirlo, es bueno hacerlo, pero que no te obsesione la idea de convencer a esa persona de que esa pared es azul, porque simple y llanamente el ve su propia realidad, no la tuya, el defiende su esencia, no la tuya, el protege su forma de ver, no la tuya, así que déjalo que sea a como él es, porque puede ser que sufra de daltonismo y tú no lo sabes, así como también pudiera ser que su mente esté un poco desalineada entre la realidad exterior y su enfoque real del interior, y hasta algo más cómico, él te hace creer lo que él ve sabiendo que está equivocado pero lo hace nada más para ver si tú te sumerges a una realidad inexistente (animal devora a otro animal sin que este lo sepa), son muchos motivos que desvaría a la verdad y a la realidad, pero en algún momento se sabrá el color exacto de lo que se vio, y hasta esa persona si algún día te ve por ahí te dará la razón, e incluso puedes colocar esa “cara de sorpresa” porque el vio más allá que tú y resulta que el color realmente era blanco y el azul estaba nada más por encima de este tapando ese color blanco que tú estabas viendo desde tu realidad y tu conciencia, pero que por tu necedad de que tu razón es la que vale no lo viste venir y esa persona desde un principio a través de otra perspectiva de la realidad inconsciente, subconsciente o consciente vio lo que tú te negabas a ver porque te volviste ciego y querías que el fuera como tú; recuerda y ten siempre presente que no todo será a nuestra manera de verlo, respetemos las conductas que tienen lo demás (si son malas pagarán por ellas, y si son buenas serán solo ejemplos a seguir tal vez para otros), no llevemos nuestras adicciones cognitivas y conductuales hacia ellos, solo dejemos que sean a lo que creen en la vida, estén erróneas o no, solo quitémonos esa forma de manipular a cada instante todo lo que veamos, escuchemos y sintamos a nuestro favor, porque así como le decimos a los otros que sean iguales a lo que somos también ellos pueden pedirnos lo mismo y quizás no nos sintamos a gusto con esa propuesta, es ahí donde tenemos que aprender a introducirnos un poco más en la vida de cada uno sin caer al abismo de los abusos obsesivos para luego comprender y entender su forma de pensar, hablar y de actuar; y otra cosa, cada uno tiene su momento, ni es antes o después, solo será a cuando realmente sea su hora de poder ser, de poder cambiar y de poder encontrar el camino hacia la transitoriedad del desapego con cualquier realidad que nos esté obstaculizando cualquier chance de siempre transcender, y algo más, no regales tu sombra para que otros sean iguales a ti, no existen iguales, solo si acaso similitudes, no puedes ni debes obligar a nadie a ser lo que tú eres, y es que las sombras son de uno, porque ellas serán para toda la vida y nos enseñarán lo bueno que existe dentro de las oscuridades que vamos encaminándonos, haz de tus sombras tus mejores amigas, no las desperdicies pretendiendo convertir a los demás en un reflejo que solamente tú quieres ver como algo igual por el hecho de sentirte bien, aprende que si caminas todo el tiempo con personas iguales que tú jamás hallarás la luz que existe en las peores tinieblas del mundo, esas que nos mostrarán lo que debemos seguir persiguiendo; las lecciones de vida.Que el Gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón, bendiga todo tu ser y te glorifique siempre hacia una mejor vida de la que puedas tener ahora, un abrazo! 

Atte. Prof. Miguel Orellana.

Comentarios

Artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 1 año · 5 min. de lectura

Existe una pequeña frase que engloba lo que viene siendo el significado de la “evolución” o de la “i ...

hace 8 meses · 6 min. de lectura

Existe una pregunta que se ha realizado desde el principio de la primera consciencia humana o de las ...

hace 10 meses · 6 min. de lectura

El universo tal y como lo conocemos es tan solo una mínima parte de toda la creación; y es porque si ...

Puede que te interesen estos puestos de trabajo

  • Krino

    Creador de chats/prompts de Élite

    Encontrado en: LaPieza MX S2 - hace 1 día


    Krino Remoto, Venezuela

    ¿Quieres marcar la diferencia en la vida de las personas a través de la tecnología? · Estamos buscando un Arquitecto de experiencias de cliente excepcionales que transforme problemas y necesidades pro ...

  • Telefonica S.A.

    Superv. Redes Operaciones Empresas

    Encontrado en: beBee S2 VE - hace 23 horas


    Telefonica S.A. MARACAY, Venezuela

    Descripción · El supervisor tiene bajo su responsabilidad la gestión de campo para el segmento B2B para las grandes regiones de Occidente y Centro del país, con el apoyo de tres lideres de campo regio ...

  • Trdfin Support Service Pvt Ltd

    Trade Finance Professional

    Encontrado en: Manatal GBL S2 T2 - hace 3 días


    Trdfin Support Service Pvt Ltd Caracas, Venezuela

    Euro Exim Bank, an award-winning and high-performing global financial institution is seeking freelance-based professionals to sell trade finance services to exporters and importers worldwide. · If you ...