Miguel Orellana

hace 5 años · 5 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

El bucear o admirar el cuerpo de alguien, ¿es un halago o una falta de respeto hacia la persona?, según “El Método Orellana”

El bucear o admirar el cuerpo de alguien, ¿es un halago o una falta de respeto hacia la persona?, según “El Método Orellana”

Desde un principio, cuando dios creó al hombre y a la mujer, es decir, supuestamente desde que puso en la tierra a los niños “Adam y a Eva”, desde ese momento, los seres humanos hemos tenido, siempre la curiosidad en los cuerpos de las personas, claro está, lo normal es que un hombre observe a una mujer y dicha mujer también observe al hombre, hago esta referencia, ya que hoy en día, se ha perdido bastante esta teoría de “Hombre-Mujer, Mujer-Hombre”, dicho, por nada más y nada menos, que por “Dios Padre Todo Poderoso”, ya que lamentablemente, por situaciones de la vida, la gente ha cambiado bastante sus gustos, es decir, desde hace bastante tiempo, ha evolucionado de una manera increíble y loca a la vez, la atracción física, emocional y mental, hacia personas del mismo sexo, quiere decir, Homosexuales (que le gustan a los hombres), Lesbianas (que le gustan a las mujeres), Bisexuales (que le gusta ambos sexos, ósea, tremendo peo mental), transformistas (que no están conformen con su sexo y tratan de cambiarlo, ósea, tremendo loco), Metrosexuales, que son aquellas personas, que les gusta de una manera súper exagerada, cuidar su cuerpo y su belleza, sin tirar para el otro bando y también tenemos a las personas “afeminadas”, que son aquellos seres humanos, que tienen ciertos movimientos o expresiones un pocos raras, es decir, que no va con su sexo, pero que simplemente son así, y a pesar de todo, les gusta su otro sexo, ósea, son normales con un toque de maricura pues, jajaja, casi que sale del closet jajaja, hago toda esta explicación, para dar una introducción sobre la confusión que hay, entre dos palabras y frases, “Bucear” y “Admirar”, cuando algunas de estas palabras se aplica en el momento de observar a alguien, pues quien recibe estas miradas, hay personas que piensan que es un “Halago” de que la estén mirando, ya que si esta persona es alguien que sabe que tiene un tremendo cuerpo, pues dirá “sé que me miraran, porque estoy súper chévere” en el caso que sea alguien con un toque de “echonería”, pero habrán otras personas que dirán “oye vale, me está mirando de una forma picara, será que le guste, será que tengo un buen cuerpo, yo como que me le acerco un poco, hay no, me da pena” jajajajaja, y también tenemos el caso de aquellos seres humanos que son descuidado por su pareja, en el sentido de que se les olvida que su mujer u hombre tiene tremendo cuerpo, y tanto es así, que hasta no le hace el amor tan seguido como antes, y después se andan quejando que otra persona, le dé la verdadera importancia física y hasta emocional a su pareja que está bien buena o bueno, ósea, que le gustan que la miren y que le digan que esta chévere y que aun tiene mucho que dar, tanto sexualmente como emocionalmente, en pocas palabras, un cachito o amantes pues jajajaja, a la final todo esto sucede, cuando estas personas toman estas clases de miradas como un “Halago”, también tenemos a otras personas que lo toman como una “Buceadera” que a veces suele ser “una falta de respeto”, es decir, hay seres humanos que cuando lo toman de esta manera, dirán “sé que estoy chévere, pero no sé, creo que me está comiendo y hasta se estará imaginando como será el sexo conmigo, que abusadora es esa persona” como también podrán decir “ósea, que le pasa, creo que tiene tiempo que no tiene sexo, mira cómo ve, me está desnudando con la mirada, hay no, no aguanto, me voy, diox”, y otras dirán “ que falta de respeto vale, me está buceando de una manera súper concentrada, que le pasa diosss, que se ubique”, y entre otros ejemplos, la cuestión es, que a veces lo seres humanos, abusamos con la mirada y también nuestra mente cuando ve a alguien súper atractivo y con mucho toque de “sex appeal” y también si es una persona muy bella, entonces nuestra querida y apreciada “Mente” interactuando con el “Consciente”, nos puede dar en cuestiones de segundos, una visión de cómo sería el sexo con esta persona, también como seria si esta persona fuera pareja de uno y de paso, como sería si uno la llegara a besar, y así sucesivamente, yo siempre he dicho, que a la hora de que uno observe a alguien, hay que serlo de una manera un poco “distractiva” y también “Hecho el paisa” jajaja, para que la otra persona no se dé cuenta, a veces, cuando estas personas se llegan a dar cuenta, de que la estas mirando, y esa persona te mira a los ojos, veeeergaaa, a uno le pega como un sustico, claro, eso es al principio cuando “algunos seres humanos” son “tímidos”, pero ese sustico, uno lo va superando y mas bien, cuando alguien te mira directo a los ojos, como diciendo “si me estas buceando o admirando mi cuerpo, ten las agallas de mirarme a mis ojos” y ahí, es cuando uno mira directamente a esa persona a sus bellos ojos y mentalmente les dice “te miro completamente, porque por donde se te vea, estas demasiado chévere”, y bueno, ya después de ahí, dependiendo si esta persona realmente te intereso y si no tiene compañía, entonces uno se arma de valor y fuerza, para cruzar palabras y hasta invitarle a tomar un trago, ya que esa persona, quizás te pueda decir “ok, te lo acepto” o “muchas gracias, pero no puedo” y como también te puede decir “que te pasa, ósea, ubiquitex” jajajaja, particularmente, según el “Método Orellana”, cuando un hombre bucea o admira el cuerpo de una mujer, debería empezar primero por sus piernas, luego por sus pompis (que si lo tiene grande, mediano, pequeño, gordito, durito, medio flojo, etc.), después por sus senos (igualmente que si son grandes, medianos, pequeños, duros, firmes, gordos, frágiles, con silicona o sin silicona), luego la cara y cabellera, después por su cintura, hasta llegar a la parte más difícil que sería “la vagina” (que si es grande, que si se parte en dos, ósea que los labios se reflejen con el pantalón, short, licra, traje de baño, etc) y después los últimos detalles que seria los brazos y los pies, todo esto, hay que hacerlo de una manera muy cuidadosa y distractiva, ósea, que no se den cuenta, ya que algunas mujeres toman como un “halago” que les haga esto, porque su pareja no la toma en cuenta a nivel físico, y otras porque simplemente como sabe que está bien buena, les gusta o están acostumbrada que las miren y se la buceen completica jajajaja, y según algunas conversación que he escuchado de las mujeres cuando hablan de nosotros los hombres, dicen que cuando nos miran, lo primero que nos ven es el trasero, después los pectorales, luego la cara y el tipo de corte de cabello mas el color de los ojos, después el “bulto” y después que si somos gordos, rellenos o flacos, y algunas también nos ve las uñas (para ver nuestra clase de higiene) y los pies, para saber supuestamente y popularmente hablando, de qué tamaños es… jajaja, bueno, ya ustedes se imaginaran jaja, claro, esto es, según lo que yo he escuchado de algunas amigas cuando uno entra en ese tema de “que es lo primero que le ves a alguien, que respondan primero los hombres y después nosotras” jajajaja, así que amigo lector, no se ponga con mala actitud cuando sepa que alguien lo está mirando o buceando, mas bien, dígase a usted mismo, “estoy chévere, y soy alguien que llama la atención” para que siempre tenga la autoestima en alto, sea como sea, las miradas juegan un papel muy importante es nuestras vidas cotidianas, así tengamos parejas legales, media formal, complicada, relación liberal o estemos solo, las miradas son únicas y muy “expresivas”, con toque de locura, picara, rabia, deseo, pasión, rencor, odio, cariño y amor, disfrútese ese momento cuando lo miran, ya que para esa persona, usted está “chévere” al menos que tenga roto algo en su ropa y usted no se dio cuenta, y por cierto, no le dé pena decirle a su otro sexo que se suba el cierre de su pantalón si lo tiene abierto, por ejemplo, hoy me paso una anécdota con una muchacha, yo estaba en el telecajero haciendo mi cola para sacar billete y en eso llega una linda y muy atractiva muchacha, y hago la admiración hacia ella según el “Método Orellana”, cuando llegue a lo último, me di cuenta que tenía el cierre abierto, y ella no se había dado cuenta, pensé durante 15 segundos si le decía o no, a la final, como no soy tímido, le dije “amiga, súbase el cierre por favor” y la muchacha educadamente me dio las gracias, sabiendo ella que la única manera de que me diera cuenta, es que la bucee es su parte inferior jajajajaja, pero no le quedo de otra que darme las gracias, jajaja, ósea, es cuestión de ser “tímido” o de ser “no tímido” jajaja, como hay personas que no le diría nada, para que no piensen “naguara de falta de respeto, vistes, que abusador diox” jajaja, así que, bucee o admire, pero de igual forma, hágalo, es colirio para los ojos, hasta una próxima entrega.

w


"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Orellana

Ver blog
hace 2 semanas · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 19.

Entre la seguridad falsa de tus sombras como un as ...

hace 2 semanas · 10 min. de lectura
hace 2 meses · 13 min. de lectura

"El Método Orellana" (Volumen IV). Artículo número 15.

El sacrificio del despertar, una confesión de lo q ...