José Briceño Diwan

hace 6 meses · 5 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Durante el segundo año de la peste

 Me gradué de profesor hace una década, pero cuando eso ya tenía poco más de diez años saltando como fotógrafo por mi ciudad, por lo que fui un estudiante universitario tardío , luego de haber pasado por varios empleos, comencé a fijarme en cómo vivían los fotógrafos que tenían en aquel entonces la edad que tengo ahora, fue como sentir caer un rayo, me di cuenta que mi educación estaba incompleta y si quería tener mediana calma debía hacer algo a nivel universitario , en mi cualidad de pertenecer a la movida cultural de la capital del estado, fotógrafo y al parecer figura pública por aquello de los museos , las conferencias, exposiciones y cuanto sarao cultural me invitasen, obviamente muchos de mis profesores terminaban de trago y conversa en cualquier bar de la ciudad, por lo que fui más amigo de profesores que de estudiantes, un plus para el conocimiento.

Cierta tarde, cuando recién graduado tuve mi primer empleo de jefe , contraté a uno de mis profesores como director de educación, por supuesto como había buenos sueldos nos bebimos hasta el agua de los floreros durante el año en que estuve trabajando allí, y más adelante también aunque con menos frecuencia, este pana, quien además es poeta con varios libros publicados, tiene un problema grave con la prosa, a pesar de ser buen conversador, conocedor del idioma y lector de amplio espectro, no le encontraba la vuelta a la ficción. Cierta tarde, luego de un largo día de trabajo salimos a por unos tragos en el bar, en este trópico hasta los días de lluvia son buenos para unas cervezas luego de la oficina, después creo que de la cerveza número diez, el poeta muy inspirado, confiesa estar escribiendo sobre la invasión alienígena que ha colonizado el planeta, que el agua es en realidad un ser vivo que se alimenta de los humanos que la consumen y que al excretarse sufre una suerte de resucitación y el espíritu termina flotando en nubes que luego harán volver a la tierra, un ciclo infinito de inmortalidad. Luego de perder el hilo y solicitar un par de repeticiones a ver si entendía de qué iba la cosa, terminé riéndome de tal argumento tan halado de los pelos, la verdad es que me asustó pero todavía no sabía por cual razón.

Años más tarde, un domingo de ocio frente a History Channel, veía en un documental como una sonda descubre que una de las lunas de alguno de los planetas del sistema solar, estaba hecho de hielo y como si fuese poco tiene volcanes de agua que al ser expelida se transforma en parte de un cinturón de hielo, casi caí patidifuso, he perdido casi cincuenta años de mi vida pensando que solo había agua en la tierra para que resulte que hay una luna es en realidad un iceberg extraterrestre que flota en órbita concéntrica, sin árboles, oxigeno, ni nada que lo genere, acá sale de las montañas, aunque para mí es un misterio tal la forma en que se genera el agua, al menos sé que tiene que ver más con mi planeta que con cualquier cosa flotante en el espacio, otra misión a no sé dónde descubre agua en la luna , perdón ¿en cuál selva amazónica hay un rio en la Luna?, recordé al profesor poeta con el cuento de los alienígenas de agua , la cosa más loca es al final factible, así como hay un hongo cuyas esporas se activan al caer en la piel de un tipo de hormiga la cual colonizan hasta volverla su esclava, retratado cuadro a cuadro por National Geographic (la revista, no el canal), refrendado por un par de doctores con apellido Inglés como para no poner en duda que los zombis si existen, son de la inocente naturaleza que ha llegado a evolucionar hasta colonizar otras especies de distinto orden además, se supone que el hongo es una especie vegetal pero se comporta de modo muy poco decoroso para un depredador sin sangre, si eso existe cualquier cosa puede pasar, resulta que el agua es alienígena.

Aunque suene reiterativo, desde marzo del año pasado estoy caminando en un largo y angustioso sueño que no se si calificarlo de pesadilla o calificarlo dentro de los cánones de lo normal para no alarmarme más, así como hasta hace poco podía jurar sobre un puñado de cruces que en este sistema solar no podía haber vida idéntica a la de la tierra, por tanto algo están haciendo mal los científicos que a pesar de toda la parafernalia sobre ovnis , nunca he visto un alien en ningún late show , sin agua no hay posibilidad de que seres basados en oxigeno puedan evolucionar, la vida no está sujeta a parámetros absolutos, en este momento todo parece ser posible, una epidemia asola el mundo y uno está en medio del desastre, si acaso como cosa buena es que uno está cerca de los suyos, no hago si no pensar en los muchos inmigrantes que ahora pasan hambre y penurias porque ilegal es sueldo mínimo en buenos tiempos, ahora debe ser otra cosa.

Pero igual no deja de ser aterrador el panorama, durante el año han sucedido muchas cosas a todo nivel, como si fuese poco cada día hay más señales de alarma, esto es ya como ver el derrumbe de un edificio cuadro a cuadro donde cada movimiento tarda al menos un mes para ceder un milímetro, sabes que al final el desastre será absurdamente espantoso, pero tardará unos años en terminar de suceder, ese estrés de ver el fondo y saber que sin importar cuanto te desesperes , cuanto batalles, grites, llores, pelees o putees, recibirás el golpe con la misma fuerza con que te darías cayendo de treinta pisos en este planeta, la diferencia es que en el mundo real, esos noventa metros transcurren en tres segundos de caída libre con descalabro inmediato y sin posibilidades de sobrevivir por lo que no habría dolor ni recuperación posterior, en cambio en el universo imaginado por mí a partir de este mundo loco por la violencia, ahora también estresado por la pandemia, esa fórmula generará guerras, en algún momento una potencia se verá en aprietos para alimentar a su gente e invadirá a un tercero por sus recursos, en ese atraco , llevado con premeditación, alevosía y huestes armadas, se sumaran cómplices de todos los bandos empeñados en ayudar tanto, que al final parecieran empastelar la cosa.

Imaginemos por un momento que Mr. Trhump, molesto por la trampa en la elección, hubiese decidido armar guerra con China y Venezuela, solo por obligar al congreso a declarar inadmisible el cambio de presidencia en tiempos de guerra, listo, enseguida se incendia el medio oriente, sale la OTAN, los del Pacto de Varsovia revivirán de su olvido metiendo a los rusos en el paquete y mientras todo eso sucede, la gente morirá a racimos por una multitud de males que irían desde la locura absoluta (que esperemos no sea homicida) hambre, desesperación, guerras civiles por migajas ante tanta pobreza. El mundo realmente se acabó cuando empezó la epidemia en WuHan de ahí en adelante todo ha ido cambiando , seguirá mutando, espero que para bien, pero si hay agua en el espacio profundo, seguramente pura y limpia como cualquiera envasada en suiza , entonces no existe absolutamente nada imposible.

Esto presenta una posibilidad que ha sido expresada por gentes más inteligentes que uno, el dueño de Paypal y Tesla (por nombrar dos de sus empresas)asegura que la vida humana no es más que una simulación , tal como los video juegos de última generación, aunque me niego a caer en esa especulación, caigo en cuenta de que visto desde cerca, el mundo pareciera una especie de software organizado cuan partida de Sims , solo con intentar entender la teoría de la relatividad, que por alguna razón es famosísima , nadie la entiende pero donde vemos E=m.C2 , Einstein se nos viene a la mente, una cosa como pista para entender lo que viene más adelante, luego las bombas atómicas, de funcionamiento bastante simple según los entendidos , física cuántica, internet, viajes espaciales, ejércitos del espacio, agujeros negros supermasivos en el mismo sistema solar amenazando con tragarnos enteros quien sabe a cuál destino, computadoras cuánticas , epidemias globales en el siglo de los antibióticos, economía criptográfica, redes de tráfico de pituitarias extraídas a niños aterrorizados que compran políticos malvados que hasta vicepresidentes son, ninguna novela de ciencia ficción se imaginó escenarios tan pavorosos, las normas de la ficción exigirían ser un virtuoso para dar cabida a toda esta locura global .

Si esto fuese poco, la mortandad ha comenzado a rondar mi familia, lo peor es tener a los hijos lejos sin posibilidad de despedirnos, dejarlos huérfanos sin ni siquiera el consuelo de un abrazo en la tarde en la que se despidieron varios años atrás, entramos de lleno en la noche más larga de nuestra historia y aun no vamos más allá del atardecer.

José Ramón Briceño Diwan

03/01/2021

Durante el segundo año de la peste

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Jairo Molina Camargo

hace 6 meses #2

Cómo enfrentar el miedo y vencerlo → https://www.bebee.com/producer/@pubjairomolina/como-enfrentar-el-miedo-y-vencerlo

Jairo Molina Camargo

hace 6 meses #1

Nuestra obligación es encender una luz de esperanza a nivel mundial, todos con un mismo pensamiento (salud, bienestar, vida, armonía), cambiar la nota, apagar el ruido del cúmulo de noticias malas que escuchamos a diario, vivir la vida con paz.

Más artículos de José Briceño Diwan

Ver blog
hace 7 meses · 4 min. de lectura

Propuesta para la Universidad del siglo XXI

Venezuela parece ser la suma total de varias trage ...

hace 8 meses · 4 min. de lectura

El gran hermano

Mucho se habla sobre la privacidad, que si tuiter, ...

hace 1 año · 4 min. de lectura

El medio evo y el siglo XXI

Las redes sociales, sin querer, han llevado la com ...