José Briceño Diwan

hace 4 años · 4 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Conocimiento e inteligencia

En estos tiempos de google , metabuscadores, chats, smartphones y redes sociales hay una sobre oferta informativa, sin embargo pareciera que la humanidad va en sentido contrario, imagino que gracias a los mismos recursos que nombré al comenzar esta breve disertación. Cuando trabajo con alumnos (en este momento estoy desempleado y en tránsito quien sabe a dónde) me sorprendo cada vez que reviso un trabajo y tropiezo con calcos de frases, blogs y la omnipresente Wikipedia en los trabajos de los estudiantes, amén del otro caso igual de grave cuando algunos refieren que no encontraron tal o cual información y por último el más terrorífico, el de la investigación desactualizada debido al mismo fenómeno de la flojera de buscar con ahínco y lo que parece ser el pecado capital de pisar una biblioteca física, donde se sienten perdidos la mayoría por la costumbre de solo confiar en la internet como herramienta de investigación.

La verdad es que poca televisión veo, no encuentro mucho entretenimiento en los culebrones seriados ni en las películas sin sentido, sin embargo no soy nada especial y al final hay tres o cuatro series de televisión que sigo con regularidad pues su humor o temática son algo que relaja el rato que paso frente a la pantalla, una de esas series trata de la vida de cuatro científicos muy brillantes que trabajan para una prestigiosa universidad estadounidense. Una tarde mientras la veía caí en cuenta de que es lo que en realidad me molesta de la actual sociedad académica y de cómo ese fenómeno está minando todos los ámbitos de la vida de los humanos, el asunto que me incomoda es la primacía que tiene el conocimiento sobre la inteligencia.

Tengo por concepto de inteligencia como la habilidad de resolver problemas cruzando toda la información disponible, investigando y logrando formas de resolución si no originales si pragmáticas. además de mantener una duda eterna sobre lo que asumimos como certezas puras , permitiendo así que la muy dinámica área del conocimiento encuentre siempre nuevos abrevaderos para ensancharse, resolviendo los grandes misterios del ser humano como meta y de paso mantener el intelecto siempre en movimiento. El conocimiento puro sin embargo se remite a repetir patrones inamovibles y cualquier fractura del dogma se asume como una herejía espantosa digna de la pira simbólica que significa en estos tiempos la expulsión de los claustros universitarios, el descredito y la no publicación de sus textos, asunto que obliga a muchos de los colegas a ceñirse a la norma so pena de perder los pocos privilegios que conlleva la actividad docente.

En uno de los capítulos de la serie que veo, los héroes se quedan varados en el medio de la nada por un caucho desinflado, estamos hablando de unos personajes que son un astrofísico, un ingeniero y dos físicos teóricos donde solo el ingeniero no es doctor pero diseña cosas para la NASA y ninguno de los cuatro pudo cambiar el caucho y por torpes ya que buscaban soluciones desde su óptica eminentemente cientifica quemaron la camioneta, solo por cambiar un caucho, nada del otro jueves. Pirandello decía que para que el humor fuese gracioso debía salir alguien lastimado o (como en este caso) ridiculizado y Freud quien también escribió sobre el mismo tema , dijo que el humor era la máxima muestra de la crueldad humana, visto bajo esas dos ópticas , el capítulo de la serie estaba más que justificado y bien terminado, ahora, si lo miramos como la sátira que es, nos muestra como cuatro personajes altamente calificados no pueden realizar un trabajo para el cual no se necesita ni siquiera haber ido a la escuela, con un poco de sentido común basta y sobra.

En el sentido comúnmente aceptado, los cuatro personajes encarnan el sumun de la inteligencia contemporánea pues manejan las ciencias que deslumbran a toda la humanidad, reúnen mucha sabiduría en esos teóricos doctorados que ostentan, sin embargo su poca habilidad para tareas sencillas descalifican su inteligencia .

La inteligencia no puede sobrevivir sin conocimiento pero según parece el conocimiento si puede hacerlo sin la inteligencia, actualmente alguien con una memoria prodigiosa podría repetir de caletre cualquier cosa, sorprender a los examinadores con su conocimiento profundo sobre diversos temas pero negarse a salir de ciertos parametros y en consecuencia se ata a los paradigmas inamovibles inventados por buena parte de lo que llamamos academia, ese prurito a las cosas nuevas usualmente se trata como dedicación y meticulosidad pero en bastantes casos encubren una falta casi absoluta de inteligencia pues su ceguera académica les niega las posibilidades de la muy necesaria duda que ha logrado hacer avanzar a la especie humana hasta donde estamos hoy.

Mucho de ese aprendizaje comienza en la escuela donde los maestros premiamos el conocimiento pero jamás les mostramos a los jóvenes que hacer con él, todos hacen kilómetros de exámenes, test, pruebas, ensayos  , interrogatorios y cualquier otra forma de evaluación posible para medir el conocimiento pero en ningún caso la inteligencia, al dar conocimiento pero jamás hablar de cómo canalizar este hemos construido las bases para una sociedad altamente tecnificada pero profundamente ignorante pues depende de que se les diga que hacer y cómo hacer las cosas, que se niega a ver lo evidente y que se suma a las grandes líneas de opinión sin saber muy bien que critican, al final lo hacen solo para no salirse del tono social.

Para evitar suspicacias , el mismo problema lo tienen las nuevas formas progresistas de educación, las he visto de cerca y me parece espantoso como se cercena la información, se segmenta con sentido político la visión de los jóvenes , lo que al final resulta en un gran castramiento social pues crean gente que en realidad cree que el mundo es hermoso, la competencia no existe y saber mucho sobre tecnología es pecado, al enfrentarse a la realidad esas mentes dañadas por la buena fe de los maestros de la nueva era, conformaran el número cada vez más creciente de resentidos sociales que prefieren flotar en una nube de yerba antes que ser productivos pues nadie les enseño la competencia como algo normal. Otros casos educativos que responden a esquemas políticos “progresistas” eliminan exámenes, prohíben reprobar alumnos, alimentan un aprendizaje somero como para retrasados mentales, todo en pro de una fulana educación “humana” sin la presión de la búsqueda del conocimiento.

Ambas caras de la nueva educación causan más daño que bien pues crean masas de gentes que al final no aportaran mucho en este mundo globalizado, que serán sometidos siempre a las normas pautadas por las mismas elites que dicen combatir pues su conocimiento es muy somero. Los esquemas en los que fueron formados fallan pues por buscar solo la inteligencia obvian el conocimiento, relegando este a un sobrevuelo ligero que por lo general completan buscando la información en los sitios del internet donde no siempre es confiable. En este punto es donde casi toda la humanidad está unida en la epidemia de credulidad de la que tanto provecho sacan los sitios de internet, los políticos y hasta los comerciantes.

La única solución que se me ocurre es que los maestros y profesores del mundo , incluyendo a los padres nos pongamos a pensar y dediquemos un tiempo cada día a explicar a nuestros hijos, sobrinos, alumnos y representados que utilidad puede tener el conocimiento, a resolver problemas reales con ellos , que aprendan que todo es posible y que al final la única verdad inamovible es que algún día nos vamos a morir todos, lo demás no es más que una “verdad temporal” que años más tarde cualquier científico demostrará su falsedad, solo así lograremos tener un mundo donde inteligencia y conocimiento se ayunten más allá de los contados genios que andan por ahí, solo así tendremos un mundo menos polarizado pues todos entenderían que nadie es poseedor de la verdad absoluta.

Profesor José Ramón Briceño, 2017

Conocimiento e inteligencia


"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de José Briceño Diwan

Ver blog
hace 1 año · 4 min. de lectura

El medio evo y el siglo XXI

Las redes sociales, sin querer, han llevado la com ...

hace 1 año · 4 min. de lectura

Amaneció de golpe

La mañana de un viernes de septiembre, amanecieron ...

hace 1 año · 5 min. de lectura

Ser o no ser, he ahí un dilema

Hace unos días, una tarde cualquiera, se me salió ...